Youtuber que humilló a un mendigo es prohibido de usar la red social por cinco años

Foto: El país.

España. Un juez de Barcelona prohibió a Kanghua R., más conocido por su nombre de youtuber: ReSet, a usar Youtube durante los próximos cinco años. Esta decisión es consecuencia de un vídeo difundido en su canal, donde se evidencia que humilló a un mendigo al regalarle galletas Oreo rellenas de pasta dental.

De acuerdo con El País, al joven de 21 años se le impuso una pena de cárcel de 15 meses —que no cumplirá porque no tiene antecedentes— por un delito contra la integridad moral.

Este singular fallo prohíbe a Kanghua a “acudir” al escenario del delito —un escenario virtual como YouTube— durante cinco años. También ordena que borre, durante ese periodo de tiempo, su canal y le prohíbe crear una cuenta nueva. Asimismo, deberá pagar una indemnización de 20 mil euros por los “daños morales” causados a la víctima, un indigente rumano que duerme en las calles de Barcelona.

El joven alegó que el vídeo formaba parte de los “retos” que afrontaba periódicamente en su canal y que todo lo hizo “en plan broma”. 

Según el fallo, el vídeo que colgó fue “un acto claro e inequívoco de contenido vejatorio” y que, además, la ingesta de pasta de dientes provocó un “padecimiento físico” -sufrió vómitos y molestias digestivas- y psíquico.

En el juicio, ReSet alegó que el vídeo formaba parte de los “retos” que afrontaba en su canal y que todo lo hizo “en plan broma”. Se calcula que el vídeo en cuestión obtuvo unas ganancias de 2 mil euros. Ahora tendrá que pagar una indemnización que multiplica por diez esa cantidad.

Hago cosas para dar show , a la gente le gusta el morbo.

A los pocos días de la publicación de su vídeo, ReSet lo borró, puesto que en la comunidad de Youtube generó una gran polémica. En la sentencia se probó que el imputado pagó 300 euros a la hija del hombre para evitar que lo denuncié. Esta acción fue una recomendación de un amigo suyo, quien lo reconoció en el juicio.

La sentencia señala que este no fue un acto aislado, puesto que en anteriores vídeo se mostraban “comportamientos crueles” y todos ellos con “víctimas fáciles o vulnerables”. Lo último fue admitido por ReSet.

Si me meto con gente más musculosa, me arriesgo a que me peguen.

Anteriormente, el youtuber publicó vídeos donde se muestra ofreciendo sándwiches con excrementos de gato a ancianos y niños en un parque. Según la jueza, su comportamiento fue más grave aún porque lo difundió masivamente en Youtube. Pese a que después lo borró, el vídeo sigue circulando por la red.