«Yo no soy ningún corrupto o mafioso». José Antonio Neyra Flores rechaza demanda de Alex Kouri

Como informamos días atrás, el exalcalde del Callao, Alex Kouri Bumachar, condenado a cinco años de prisión efectiva por corrupción, interpuso una demanda por daños y perjuicios contra dos jueces supremos que lo sentenciaron en el denominado caso Convial Callao S.A., los magistrados José Neyra Flores e Iván Sequeiros Vargas.

A través de ese proceso, Kouri Bumachar pretende una indemnización por daños y perjuicios, y daño moral, por un monto ascendente a la suma de S/ 50 millones más los intereses legales, costas y costos procesales, que los demandados deberán pagar a su favor de manera solidaria con el Estado.

Lea la sentencia de la Corte Suprema que confirmó cinco años de prisión contra Alex Kouri

Como se recuerda, aquella vez el colegiado condenó por unanimidad a Kouri Bumachar, por el delito de colusión desleal en agravio de la comuna del Callao.

Mientras el magistrado Sequeiros Vargas integró la Cuarta Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Lima que declaró infundada una excepción de prescripción (el 30 de junio del 2016) presentada por el exalcalde, el juez Neyra Flores conformó la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema que, por mayoría, declaró “no haber nulidad” de la sentencia de primera instancia (6 de julio del 2017). Como consecuencia, el tribunal supremo confirmó la pena de cinco años de cárcel, el pago de S/ 26 millones de reparación civil y tres años de inhabilitación de todo cargo público.

Clic en la imagen para obtener más información sobre el curso.

Pues bien, en declaraciones publicadas por El Comercio, el magistrado supremo José Neyra Flores se pronunció sobre la demanda del exburgomaestre:

«En este caso, tanto la sentencia de la sala superior como la sentencia en la Corte Suprema establecieron que hubo un perjuicio al Estado por parte del señor Kouri. Estamos hablando de la vía expresa del Callao, donde se alteró cualquier cantidad de condiciones y se pactó para favorecer a la compañía Convial».

Recordó, además, que en el caso de Álex Kouri hubo sendos peritajes e informes de la Contraloría, que superaron los 40 tomos. Acotó que la defensa de Kouri interpuso una gran cantidad de medios técnicos de defensa que fueron considerados por los jueces, pero que no le granjearon la absolución.

Luego de sostener que su decisión se sustentó en las pruebas que obran en el expediente y que la demanda era «arbitraria», el doctor Neyra fue contundente:

«Yo no soy ningún corrupto o mafioso. Me debo al Poder Judicial. Se supone que los procesos penales en algún momento deben acabar y tiene que haber seguridad jurídica porque no se puede tratar de amenazar la independencia de los jueces a través de estas acciones».

Lea la sentencia de la Corte Suprema que confirmó cinco años de prisión contra Alex Kouri