¿La violación por vía oral es menos «lesiva» que la vaginal o anal? [R.N. 406-2016, Lima]

Pepa jurisprudencial compartida por el colega Frank Valle Odar

Sumilla: I. Sindicación de la víctima. La declaración de la víctima por sí sola, no enerva la presunción de inocencia, necesita de corroboración periférica con otros elementos de convicción que puedan crear certeza en el Tribunal Juzgador.

II. Revictiminación  secundaria. En los delitos sexuales se flexibiliza esta garantía de certeza, precisamente por la revictimización secundaría, y solo en casos excepcionales se exige la presencia de la agraviada en juicio, cuando necesariamente deba ser interrogada para dejar zonas oscuras o contradictorias de relevancia que eventualmente haya incurrido en sus anteriores declaraciones.

III. Lesividad del bien jurídico en violación vía oral. La lesividad al bien jurídico protegido “indemnidad sexual”, no es una de las vías más sensibles en el cuerpo, sino bucal que es igualmente reprochable pero con menos intensidad de perjuicio. La pena debe ser disminuida.


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SEGUNDA SALA PENAL TRANSITORIA
R.N. 406-2016, LIMA

Lima, catorce de julio de dos mil diecisiete

VISTOS: El recurso de nulidad interpuesto por el acusado Santiago Rubiños Daga, contra la sentencia de 30 de diciembre de 2015, de páginas 911 a 919 (vuelta), que lo condenó como autor del delito contra la libertad sexual-violación Sexual de menor de edad, en agravio de la menor identificada con clave N.° 476-2006, a treinta años de pena privativa de libertad, fijando mil soles que por concepto de reparación civil deberá abonar el sentenciado a favor de la agraviada.

De conformidad en parte con el dictamen del señor Fiscal Supremo en lo Penal.

Interviene como ponente la señora Jueza Suprema Pacheco Huancas.

CONSIDERANDO:

HECHOS IMPUTADOS

1. Se atribuye a Santiago Rubiños Daga, que el 21 de diciembre de 2006, al promediar las 12:00 horas del mediodía aproximadamente, en circunstancias que la menor agraviada se dirigía hacia el mercado Moderno de Magdalena con la finalidad de comprar huevos, fue interceptada por el encausado, quien sujetándola fuertemente del brazo y amenazándola con un cuchillo le dijo que si no le hacía caso iba a matar a sus padres y hermanos; luego la llevó a la fuerza hasta la vivienda signada con el N.° 1190 de la avenida Independencia-Sucre, Magdalena, haciéndola ingresar al domicilio, la condujo hasta el tercer piso, lugar donde la obligó a sacarse el buzo y la ropa íntima, para acto seguido levantarle las piernas e introducirle el dedo de su mano izquierda en la vagina, luego obligar a la menor a que se arrodille para enseguida hacerle caer el semen en el rostro, obligándola además a beber dicho líquido y luego decirle que se vaya del lugar.

2. Asimismo, el Ministerio Público precisó al inicio de la audiencia del juicio oral, que el acusado luego de obligar a la menor que se arrodille para enseguida hacerle caer el semen en el rostro de ésta, introdujo su miembro viril en la boca de la víctima para inmediatamente eyacular. Esta precisión es complementaria a la acusación fiscal.

 ARGUMENTOS DE LA SENTENCIA IMPUGNADA

3. El Colegiado Superior sustentó el fallo condenatorio, en los siguientes argumentos:

  • La sindicación de la agraviada se corrobora con el Acta de Inspección Criminalística, donde revela manchas blanquecinas en uno de los peldaños de la escalera donde estaba el inmueble del acusado, lo que coincide con la sindicación de la agraviada.
  • La agraviada conocía el inmueble del acusado, esto es, que la puerta tenía rejas, era de color blanco y que estaba ubicada en un tercer piso.
  • Si bien en el Certificado Médico Legal N.° 059711-CLS no revela lesiones en los bordes del himen, aquel resultado no es trascendental en la medida que la menor no opuso resistencia por haber sido intimidada. Además, también el acusado le introdujo su miembro viril en la cavidad bucal.

FUNDAMENTOS DE LOS AGRAVIOS

4. El condenado, fundamenta su recurso de nulidad en la página 396, enlos siguientes términos:

a) No existe persistencia en la incriminación de la agraviada.

b) La menor agraviada incurrió en incongruencias, principalmente en relación a la distancia del mercado y el inmueble donde se produjeron los hechos.

c) No se ha tomado en cuenta que el acusado es una persona de la tercera edad, por lo que caminar desde el mercado hasta el inmueble de los supuestos hechos, lleva aproximadamente dieciocho minutos que habría caminado amenazando a la menor
con una gran cantidad de personas transitando.

d) Existe discordancia entre las características que brinda la menor del el interior del inmueble y la que realmente tiene.

e) El dictamen pericial de Biología Forense N.° 343/07 no determinó que los restos seminales le pertenezcan.

CALIFICACIÓN DEL DELITO MATERIA DE CONDENA

5. El delito de violación de menor de edad a la fecha de la comisión de los hechos, se encuentra previsto en el numeral 2 del primer párrafo del artículo 173, del Código Penal: “[…]El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un menor de edad, será reprimido con las siguientes penas privativas de libertad: 2. Si la víctima tiene entre diez años de edad, y menos de catorce, la pena será no menor de treinta, ni mayor de treinta y cinco años […]

FUNDAMENTOS DEL SUPREMO TRIBUNAL

6. El punto de partida para analizar la sentencia de mérito, es el principio de impugnación limitada que fija los límites de revisión por este Supremo Tribunal; en cuya virtud, se reduce al ámbito de la resolución, únicamente a las cuestiones promovidas en el recurso aludido las que configuran, en estricto, la denominada competencia recursal del órgano de alzada.

7. Los motivos del recurso en su totalidad, inciden en sostener la inocencia del impugnante. La tesis defensiva reside, que sólo se cuenta con la sindicación inicial de la agraviada, sin corroboración. De este agravio se derivan los demás cuestionamientos a la sentencia impugnada. Es de rigor emitir pronunciamiento como corresponde.

8. Los motivos de impugnación a), b), c) y d) están vinculados a la declaración de la agraviada. Es pertinente, seguir la doctrina jurisprudencial de esta Suprema Corte, en el Acuerdo Plenario N.° 2- 2005/CJ-116, referente a la valoración de la declaración de la víctima. Es de señalar que las agresiones sexuales contra menores de edad, generalmente, ocurren de manera clandestina y cuando la víctima se encuentra aislada, sola y con pocas posibilidades de ofrecer resistencia. Es por tal motivo, que la prueba de cargo en estos casos está constituida por la versión incriminatoria de la propia agraviada, sin la existencia de testigos, siendo por ello importante, que su valoración sea lo más creíble posible.

[Continúa…]

Descargue en PDF la resolución completa