Valor probatorio de los reconocimientos fotográficos [R.N. 546-2017, Lima]

Jurisprudencia destacada por el estudio Castillo Alva & Asociados.

Fundamento destacado.- Décimo. Como bien se señala en la sentencia recurrida, el reconocimiento de personas, sea presencial o a través de fotografía, constituye un procedimiento complementario a la prueba testimonial

10.2. […] en el contexto de violencia en el que se ejecutó el delito, resulta razonable considerar datos como: “Tez clara, cabello claro” y “trigueño, cabello crespo, pegado y corto”, como punto de partida para proceder a un reconocimiento fotográfico. Cabe resaltar que el testigo no presenció el hecho, sino que fue víctima de la violencia con la que se ejecutó. La precisión del relato deberá siempre considerar el contexto en el que se apreció el hecho. En definitiva, será mejor contar con mayor información; pero el no poder proporcionar detalles más específicos no desmerece su valor como elemento de prueba; podrá debilitarlo, pero no anularlo.

Lea también: ¿Cómo realizar la diligencia de reconocimiento fotográfico de ficha Reniec? [R.N. 2516-2017, Lima]


Sumilla: Eficacia probatoria de lo actuado a nivel policial. Cuando se requiera que una víctima o testigo proporcione las características físicas del agresor, se debe evaluar el contexto en el cual apreció el hecho; esto permitirá establecer su eficacia probatoria, debilitándola o anulándola.

Lea también: Conozca los tres requisitos para la validez del reconocimiento fotográfico en rueda [R.N. 1473-2014, Madre de Dios]


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
PRIMERA SALA PENAL TRANSITORIA

RECURSO DE NULIDAD 546-2017, LIMA NORTE

 

Lima, catorce de mayo de dos mil dieciocho

Lea también: Diligencia de reconocimiento fotográfico no constituye por sí sola prueba idónea para condenar [R.N. 1899-2014, Ayacucho]

VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos por el representante del Ministerio Público y la Procuraduría Pública Especializada en delito de orden público del Ministerio del Interior contra la sentencia del catorce de julio de dos mil dieciséis (folio mil trescientos cuarenta y tres), que absolvió de la acusación fiscal a Carlos Alberto Timana Copará, Lizbeth Ailyn Meza Ramírez, Arthur Bryan Vásquez Mendoza y Ricardo Leonardo Calmet Risco, como presuntos autores de los delitos contra el Patrimonio-robo agravado, en perjuicio del Casino Tragamonedas Richman Games, representado por José Manuel Tipian Aguilar; la panadería Doña Elena, representada por Julio Félix Cornejo Huamán; y la Botica Universitaria, representada por Javier Alfonso Cornejo Velarde; y contra la tranquilidad pública-asociación ilícita para delinquir, en perjuicio del Estado. […]

Continúe leyendo […]

Descargue en PDF la resolución completa