¡Atención! Trabajadores del Poder Judicial acatan paro nacional de 48 horas

Trabajadores del Poder Judicial alzan su voz de protesta en más de cinco regiones del país.

Pese a que la Corte Suprema declaró ilegal la paralización convocada por la Federación Nacional de Sindicatos del Poder Judicial para este miércoles 21 y jueves 22, numerosos sindicatos se han afincado en las principales sedes del Poder Judicial de sus regiones.

En diálogo con Legis.pe, Julio Ubillús, exsecretario de la Federación Nacional de Sindicatos del Poder Judicial, señaló tajantemente que “la medida es definitiva y la acataremos hoy y mañana, pese a que el Poder Judicial la declaró ilegal”. También indicó que la medida se está acatando en Cusco, Lima, Piura, Cajamarca, Lambayeque, entre otras regiones. Señaló además que el 95% de la institución judicial está inoperativa.

Los trabajadores y sindicatos del Poder Judicial exigen el cumplimiento de la expedición del Decreto Supremo o Ley de Escala Remunerativa de los Trabajadores del Poder Judicial (regímenes 276, 728 y CAS) en tres tramos.

Del mismo modo, insisten en el tránsito inmediato de los trabajadores del Poder Judicial (276-728 y CAS) a la Ley 30745, Ley de la Carrera del Trabajador Judicial y expedición de las directivas respectivas.

Como se recuerda, el pasado sábado 17 de noviembre, la Resolución administrativa 352018-SP-CS-PJ, publicada en el diario oficial El Peruano, señaló que la medida era ilegal por no haber cumplido con los requisitos exigidos para la declaratoria de huelga. En el documento se indica que la federación no adjuntó el Acta del Acuerdo adoptado en Asamblea Nacional Extraordinaria de Delegados, tampoco se encuentra refrendado por Notario Público.

En el frontis del Palacio de Justicia numerosos grupos sindicales se han abarrotado con carteles y arengas. Se rehúsan a ingresar a su centro de trabajo. Afirman ser victimas del abuso por parte de sus autoridades, quienes no les reconocen sus derechos laborales.

Uno de los dirigentes toma la palabra y pide “dignidad” para los trabajadores. Las arengas continúan. A lo lejos, el sonido de un bombo anima a la gente a seguir arengando. La explanada de Palacio de Justicia ha sido tomada por sus propios trabajadores.