Sujeto que confesó haber violado y asesinado a Jimenita quedaría en libertad

En febrero del año pasado Jimenita, una niña de apenas 11 años de edad, fue víctima de la brutalidad del César Alva Mendoza Alva, quien secuestró, violó, mató y quemó a la menor en la zona de La Huayrona, San Juan de Lurigancho.

Lea también:Caso Jimena: Dictan nueve meses de prisión preventiva para César Augusto Alva Mendoza

Mendoza fue trasladado al penal de Ancón II, tras haberse dispuesto la medida de prisión preventiva por nueve meses. Esta medida de coerción fue dispuesta después de que aparecieran imágenes que mostraban cómo, adrede, impactó con su bicicleta contra la niña, para luego ofrecerle ‘ayuda’, y trasladarla a bordo de ese vehículo.

Lea también: Cinco claves para entender la resolución que anuló el indulto humanitario a Alberto Fujimori

El cuerpo de la menor apareció quemado en un descampado, con signos de haber sido víctima de violación. Al ser capturado, el investigado confesó cómo, con engaños, llevó a la niña a un lugar desolado donde la violó y estranguló. Detalló también lo que hizo con el cuerpo inerte de Jimenita, hasta decidirse a prenderle fuego y deshacerse de él.

Lea también: Lectura de sentencia de Daniel Urresti por el presunto asesinato de Hugo Bustíos

El plazo de prisión preventiva se cumplirá en noviembre, y es probable que entonces quede en libertad, ya que aún no hay una sentencia emitida por el órgano jurisdiccional. La primera audiencia del juicio oral, programada para el 12 de setiembre fue postergada, ya que no se pudo realizar la videoconferencia con el imputado.

Por otro lado, es preocupante que el examen psicológico realizado al imputado ha arrojado que es inimputable, por lo que no sería pasible de una pena privativa de libertad, sino solo de medidas de seguridad. La pericia señala que Mendoza presenta alteraciones mentales, y recomienda el internamiento en un centro psicológico.