Siete películas de Alfred Hitchcock con contenido jurídico que todo abogado o estudiante de derecho debe ver

En esta ocasión hemos seleccionado siete obras del maestro del suspenso, Alfred Hitchcock. Uno de los más grandes cineastas que ayudó a definir el genero thriller. Aunque tiene más de 50 películas, para esta lista hemos seleccionado las más icónicas y relevantes en el ámbito jurídico, y hemos obviado deliberadamente La ventana indiscreta, Psicosis, o Vértigo, que son filmes universales que forman parte ya de la cultura de cualquier profesional que se precie de serlo.

1. Falso culpable (1956)

Esta película —según las palabras del mismo Hitchcock— es “algo diferente”. La razón de sus palabras corresponde a que esta vez se basó en un hecho real. Anteriormente, solo se había adaptado o inspirado en obras literarias y teatrales.

El caso que llevó a la pantalla grande es el de un hombre imputado de realizar un robo a mano armada. El sujeto alegó inocencia, pero los testigos lo apuntaban como el culpable. Finalmente, el desdichado es encarcelado.

En el filme el protagonista es Manny, un músico de jazz y padre de familia, quien intentará  demostrar su inocencia ante la justicia.

2. La soga (1948)

Con este filme maestro del suspenso nos trae una audaz propuesta. En esta obra se dice que Hitchcock intentó grabar toda la película sin corte alguno, sin embargo la tecnología de ese entonces no se lo permitió. Aunque el resultado es bastante meritorio.

La trama de la película gira entorno a las peripecias de dos jóvenes estudiantes quienes ocultan un cadáver. Los sucesos transcurren en una casa, a la que llegan los invitados para una reunión. Su principal adversidad será su profesor, un astuto criminólogo que mantendrá a los muchachos en desosiego.

3. El proceso Paradine (1947)

El largometraje nos muestra a Paradine, una mujer de la alta sociedad londinense, quien fue acusada del asesinato de su esposo. Su defensa es asumida por un brillante abogado que se enamora de su patrocinada. Quizá sea contraproducente, ya que un abogado enamorado puede perder el juicio.
La escena del juicio es una de las más aclamadas por los seguidores de Hitchcock, pues está integrada de una serie de técnicas que hacen de ese momento el más memorable de la película.

4. La sombra de una duda (1943)

Para muchos esta obra es la más infravalorada de Hitchcock, pues —sin duda— es un gran filme de la talla de Psicosis, Vértigo La ventana indiscreta.

El personaje principal es un asesino de mujeres quien huyendo de la ley se refugia en casa de unos familiares, donde se encontrará con su joven sobrina, quien es —en muchos aspectos— diferente a él. Hitchcock apuesta por mostrarnos el lado humano de un villano.

5. Marnie, la ladrona (1964)

Alfred Hitchcock nos muestra a Marnie (Tippi Hedren) una enigmática mujer, que conforme avanza el filme nos sorprende más. Ella se desempeña como secretaria, pero tiene un pequeño problema: es una ladrona compulsiva.

El personaje que encarna Hedren es muy complejo. Tiene una serie de obsesiones, carencias, fobias y secretos que ella misma desconoce. Una interesante propuesta que nos hará explorar la mente y el pasado de la enigmática Marnie, ¿qué secretos descubriremos?

6. Yo confieso (1953)

Es sorprendente cuantas obras maestras tiene Hitchcock, esta —a mí consideración— también lo es. Aunque al director no le pareció así, por una serie de trabas en el filme como la censura, problemas en el reparto, entre otros.

Clift es un sacerdote a quien, en secreto de confesión, otro cura le revela que ha matado. Para su mala suerte, el es implicado y la policía sospecha de él. Todos sospechan de él, ¿elegirá sufrir un calvario con tal de salvaguardar sus principios y creencias? o de lo contrario expondrá al asesino. Descúbrelo en esta interesante obra.

Ver película completa. 

7. Chantaje (1929)

Hitchcock nos presenta una historia que aborda el asesinato y la extorsión. La protagonista, Alice, se encuentra con un viejo conocido, quien le pide acompañarla a su estudio de arte. Ella accede, sin imaginarse que el tipo quería aprovecharse de ella. En un intento desesperado por defenderse, termina matándolo en legítima defensa. Tiempo después, recibirá llamadas de un desconocido que intentará chantajearla.