Esta es la sentencia de la Corte IDH que citó la abogada de Carmela Paucará sobre la declaración del testigo protegido

Hoy se realizó la audiencia de prisión preventiva de Carmela Paucará Paxi, secretaria de Keiko Fujimori. El fiscal Pérez Gómez pidió 36 meses de prisión preventiva para Paucará por el presunto delito de lavado de activos. El testigo protegido TP 20017-55-3 brindó declaraciones que sirven de base en la tesis fiscal. Este señaló que Paucará tiene un papel importante en el nivel de los administradores de los activos ilícitos.

Lea también: Rolando Reátegui declaró que la orden de «lavar el dinero» fue de la misma Keiko Fujimori

Para desvirtuar lo afirmado por el testigo protegido, la abogada de Paucará, Graciela Arce citó el caso Norín Catrimán y otros vs. Chile, emitido el 2014 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para señalar que las declaraciones de este testigo no debían ser valoradas, ya que la defensa no tuvo la oportunidad de contrainterrogar. Asimismo, señaló que lo vertido por el declarante debía ser corroborado.

 

Nosotros señalamos, señor magistrado, que el testigo protegido se encuentra enmarcado en estas situaciones análogas. ¿Por qué?, porque los testigos de referencia, la declaración de arrepentidos o colaboradores y los testigos protegidos generan un gravamen a la defensa, por eso es que la ley indica que [se] necesita una medida de corroboración. Y este gravamen a la defensa, que nosotros alegamos que todas las defensas han alegado, no es una invención nuestra, no es un capricho nuestro.

Así lo ha señalado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su sentencia caso Norín Catrimán y otros vs. Chile, el pueblo mapuche vs. Chile, cuyo fundamento 242 dice: “El literal f) del artículo 8.2 de la Convención –entiéndase Convención Americana de Derechos Humanos–, consagra la garantía mínima del derecho de la defensa de interrogar a los testigos. (…) La reserva de identidad del testigo limita el ejercicio de este derecho puesto que impide a la defensa realizar preguntas relacionadas con la posible enemistad, prejuicio y confiabilidad de la persona misma del declarante, así como otras que permitan argumentar que la declaración es falsa o equivocada.

Lea también: Un fallo de la Corte IDH imprescindible para todo penalista

Fundamentos más abajo, en el fundamento 246, la Corte se pronuncia de la siguiente manera, dice la Corte [que] también tomará en cuenta si en los casos concretos el Estado aseguró que la afectación al derecho de defensa de los imputados que se derivó de la utilización de medidas de reserva de identidad de testigos estuvo suficientemente contrarrestada por medidas de contrapeso, tales como las siguientes:
a)
la autoridad judicial debe 
conocer la identidad del testigo y tener la posibilidad de observar su comportamiento durante el interrogatorio con el objeto de que pueda formar su propia impresión sobre la confiabilidad del testigo y de su declaración, y
b) debe concederse a la defensa una amplia oportunidad de interrogar directamente al testigo en alguna de las etapas del proceso, sobre cuestiones que no estén relacionadas con su identidad o paradero actual; lo anterior con el objeto de que la defensa pueda apreciar el comportamiento del testigo bajo interrogatorio, de modo que pueda desacreditarlo o, por lo menos, plantear dudas sobre la confiabilidad de su declaración.

Lea también: Lea la resolución que ordena la detención preliminar de Pier Figari y Ana Herz de Vega

A la lectura del fundamento 246 de la sentencia Norín Catrián vs. Chile vemos que su judicatura se ha apartado de las dos medidas de contrapeso, que señala la Corte, ello en sus decisiones manifestadas el día martes 11 de 2018, al negarse a conocer la identidad del testigo protegido, y de la del sábado 10 de noviembre de 2018, al negar el pedido del doctor Espinoza Goyena respecto a interrogar al testigo. Y ¿por qué es importante que estas medidas de contrapeso se den en esta etapa? Porque en esta etapa, investigación preparatoria, usted va a valorar la declaración de estos testigos. En tanto usted va a valorar sus declaraciones, usted tiene que tomar las medidas de contrapeso».

Por su parte, el fiscal Domingo Pérez replicó del siguiente modo:

Respecto al testigo protegido, ya habíamos señalado el recurso de nulidad expuesto en el Power Point, ya había una pronunciamiento de la Corte Suprema. Esto se exige en el acto oral, en la investigación preparatoria solamente se da oralidad en las audiencias, ante despacho fiscal no se cumple esto.

Entonces la contradicción es limitada, como dice la abogada, que en todo caso, tiene que corroborarse la información brindada por el testigo protegido. Ya lo he indicado, que si bien no comparto esta información, he dejado constancia que esta información ha sido corroborada, precisamente porque nos ha permitido hallar documentación o elementos de convicción en el domicilio de Carmela Paucará Paxi.

He citado también anteriormente el expediente 033-2018-6-5201-JR-PE-03, la resolución 2 del 5 de setiembre de 2018 de la Sala Nacional de Apelaciones del Sistema de Anticorrupción, en donde hacen la valoración de los testigos protegidos. He hecho mención al expediente 4780-2017-PA/TC del Tribunal Constitucional, Caso Ollanta Humala Tasso y Nadine Heredia Alarcón, el análisis de control de constitucionalidad, de la misma manera hace referencia a los testigos con clave teniendo la oportunidad el máximo intérprete de la constitucionalidad y el recurrente para hacer cualquier tipo de alegación en la figura del testigo protegido (…), en el fundamento 58 (..) hay un pronunciamiento a los testigos con clave, entre todos los fundamentos en ninguno de ellos cuestionan la figura del testigo protegido, del testigo con clave, con reserva.

En su intervención, el juez Richard Concepción le preguntó a la abogada de Carmela Paucará en qué parte de la sentencia del caso Norín Catrimán vs. Chile se establece que el testigo protegido debe ser sometido previamente al contradictorio.

En esa línea, se produjo el siguiente diálogo:

RC: Lo otro, usted señaló (…) tratándose de que el testigo protegido tiene que haber sido sometido al contrainterrogatorio, ¿es correcto eso?

GA: Sí.

RC: Usted citó el caso de los Mapuches (…) Quisiera saber en qué parte dice que tiene que ser contrainterrogado para que yo pueda usar su declaración. ¿Es lo que ha dicho, no? Quiero en todo caso claridad (…) ¿Su punto de vista es que previamente tiene que haber sido sometido a un contrainterrogatorio o no?

GA. La Corte señala que para hacer uso de los testigos protegidos, con identidad reservada.

(…)

RC. Doctora, discúlpeme usted, pero no se vaya a otro tema. Si usted desea la responde, también sino (hace ademán con la mano). Para utilizar la declaración de un testigo protegido, ¿se requiere que, previamente, haya sido contrainterrogado o no?

GA: Sí.

RC: ¿En qué se sustenta? ¿En qué parte?

GA. Las medidas de contrapeso y nos habla de dos, que la autoridad debe conocer y que debe concedérsele a la defensa una amplia oportunidad para interrogar al testigo (…).

RC. Sí, ya la he escuchado, pero ¿dónde dice de que tiene que haber sido contrainterrogado para obtener esa declaración?

GA. Doctor, si se va a valorar, en virtud del respeto al derecho de defensa, debería antes de valorarse haberse adoptado estas medidas.

RC: Ya, ¿en qué parte dice?, ¿en la b? Sí, a ver acláreme ahí dice, lo que yo leo: “b) debe concederse a la defensa una amplia oportunidad de interrogar directamente al testigo en alguna de las etapas del proceso”, ¿dónde dice que previamente tengo que contrainterrogarlo antes de utilizar su declaración?.

GA. En respeto al derecho a la garantías judiciales, señor magistrado. Interpretando la Convención Interamericana de Derechos Humanos.