Sembrado de droga, por Edhin Campos Barranzuela

Indudablemente esa actitud de “algunos” policías es bastante cuestionable, pues lo hacen con la finalidad de mantener detenida a la persona, hasta los 15 días que establece como plazo la Constitución Política del Estado, y en otros casos para extorsionar a los investigados.

Lea más artículos de Edhin Campos Barranzuela

Frente a este tipo de malas conductas policiales, los expertos recomiendan que lo más importante es que la persona intervenida, mantenga la calma, guarde silencio y pida la ayuda de un abogado profesional, quien diseñará la estrategia adecuada para ejercer una buena defensa técnica, acorde con la situación, en la forma, modo y circunstancias, a fin de comprobar con toda contundencia que el efectivo policial sembró algo ilícito en perjuicio de su patrocinado.


I. Introducción

Mucha preocupación viene causando en diferentes sectores de la comunidad jurídica nacional y de la opinión pública, la difusión de un vídeo a través de una cuenta de  Facebook, mediante el cual se ha denunciado que un efectivo de la Policía Nacional, habría pretendido “sembrar” marihuana a un joven en Jesús María.

Lea también: Juicios de alimentos más rápidos, por Edhin Campos Barranzuela

Esta situación pone de manifiesto un serio problema para muchas personas, que han sido víctimas del abuso de malos policías, quienes a menudo intentan sembrar pruebas con el objetivo de denunciarlos por el delito de tráfico ilícito de drogas.

II. Desarrollo del tema

Un usuario de Facebook ha denunciado a un policía motorizado de Lima, de querer ponerle marihuana a un joven que estaba siendo intervenido en la avenida General Garzón. Mientras la persona grababa toda la escena de la intervención policial, se le escuchaba decir: “Me quieren sembrar”, raudamente se dirigió a un edificio y al mismo tiempo fue perseguido por el Policía, con la finalidad de ponerle droga en sus bolsillos.

Lea también: Policía insta a sus colegas a sembrar droga para enfrentar la delincuencia

De otro lado, se da cuenta que otro Policía Nacional ha sido condenado a tres años de pena privativa de la libertad, por una jueza del Tercer Juzgado Unipersonal de la Corte Superior de Justicia del Santa, por haber intentado sembrar pruebas a tres detenidos, con el objetivo de denunciarlos por tráfico ilícito de drogas.

Los hechos datan del 24 de abril del 2015, luego de que el Ministerio Público tomara conocimiento que durante una intervención policial, tres personas habrían sido intervenidas a bordo de un vehículo, en el cual se habría hallado armas y gran cantidad de ketes de pasta básica de cocaína en el interior de sus mochilas.

Lea también: Condenan por denuncia calumniosa a policía que habría sembrado droga a detenidos

Es así que, tras la apertura de investigación fiscal, durante los actos de investigación, se visualizó el vídeo, en el cual se puede advertir que durante el registro vehicular, un efectivo policial introduce con la mano derecha un papel doblado y cierra la mochila.

Mientras que otro de sus compañeros, registraba la parte delantera del copiloto, sigilosamente abre la mano izquierda y desliza “ketes”, removiendo en el interior de la mochila e instantes después llama a sus compañeros, asegurando haber hallado los estupefacientes.

Indudablemente esa actitud de “algunos” policías es bastante cuestionable, pues lo hacen con la finalidad de mantener detenida a la persona, hasta los 15 días que establece como plazo la Constitución Política del Estado y en otros casos para extorsionar a los investigados.

Frente a este tipo de malas conductas policiales, los expertos recomiendan que lo más importante es que la persona intervenida, mantenga la calma, guarde silencio y pida la ayuda de un abogado profesional, quien diseñará la estrategia adecuada para ejercer una buena defensa técnica, acorde con la situación, en la forma, modo y circunstancias, a fin de comprobar con toda contundencia que el efectivo policial sembró algo ilícito en perjuicio de su patrocinado.

La Policía Nacional, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 166 de la Carta Política, tiene por finalidad fundamental, garantizar, mantener y restablecer el orden interno, prestar protección y ayuda a las personas y a la comunidad. Garantizar el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado, prevenir, investigar y combatir la delincuencia.

De la misma forma, la Policía Nacional, en cumplimiento de sus funciones, debe, incluso por propia iniciativa, tomar conocimiento de los delitos y dar cuenta inmediata al señor representante del Ministerio Público, a fin de realizar las diligencias de urgencias e imprescindibles para impedir sus consecuencias.

III. A modo de conclusión

Indudablemente aquellos elementos de la Policía Nacional que tienen como propósito perjudicar al intervenido, poniéndoles cualquier clase de droga, para después investigarlos por ese otro delito, deben ser inmediatamente denunciados por abuso de autoridad y también darles de su propia medicina y denunciarlos por el delito de tráfico ilícito de drogas.

Es por ello que este tipo de nociva conducta de sembrar droga de “algunos“ malos  policías, deben ser desterradas y de comprobarse deben ser separados de la institución policial y ser denunciados ante el Ministerio Público y sancionados ejemplarmente por el Poder Judicial. Se corre traslado.