Seguros que tienes y (quizá) no sabías. Entrevista a Gabriel Bustamante Sánchez

A las oficinas de Legis.pe llegó el abogado Gabriel Bustamante Sánchez, especialista en seguros y presidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Seguros

Un tema recurrente en las consultas que se realizan a nuestro portal, es el de los seguros que se activan por circunstancias infaustas de la vida, pero que se desconocen. Un accidente o la pérdida de un ser querido, por ejemplo. En esos momentos difíciles no sabemos cómo reaccionar, no sabemos qué hacer en términos legales, desconocemos si tenemos que cobrar un seguro o si tenemos que gestionar el pago de alguna deuda.

Hay muchos seguros que nosotros tenemos, y que no conocemos, porque muchas veces no se difuden o se hacen de manera defectuosa. Por esa razón invitamos al abogado Gabriel Bustamante Sánchez, presidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Seguros, para que absuelva todas nuestras dudas sobre este tema. 

Lea también: Estos son los 10 seguros que se activan cuando fallece un trabajador en un accidente de tránsito


Hablemos de los seguros “invisibles”. Sobre quellos seguros que poseemos pero que no conocemos, ¿qué es lo primero que tenemos que hacer?

Lo primero que debemos hacer es escuchar esta clase de programas [refiriéndose al programa de Legis.pe], debido a que, desgraciadamente, en nuestro país, los grupos de poder como las compañías de seguro o AFP’s, no suelen honrar una serie de seguros que el titular o los familiares han pagado. Muchas personas dirán “yo no tengo un seguro” o “yo nunca compré un seguro”. Si una persona es atropellada o es afectada por un bien, debe tener en cuenta que estos bienes que explotan un negocio, deben contar con un seguro comprado, de acuerdo a la Constitución.

Por la teoría del derecho napoleónico todo aquel que causa daño a un tercero, está en la obligación de reparar el daño causado. Entonces, estos portadores de riesgo deben comprar pólizas millonarias. Lamentablemente, las compañías no lo difunden. Un seguro tan básico como es el SOAT no se entrega a la población, pero sí se aplican técnicas modernas de marketing para vender el producto. Cuando ocurre la desgracia, por ejemplo, lo de Pasamayo, o lo que pasó en el Cerro San Crístobal, nadie dice nada.

El gobierno es muy insensible. Felizmente ya se va el ministro de Transportes y Comunicaciones, quien fue descubierto como un vulgar negociador. Ni siquiera cuando ocurrió lo de Pasamayo fue a dar las condolencias a las personas. Acá uno se da cuenta que, cuando existen elementos de indemnización, no se hacen. Hay que difundir esta información. Las personas deben saber que cuando ocurre un accidente emergen muchos seguros que hemos denominado “invisibles”.

Lea también: Leaders League: Los mejores abogados del Perú en reclamaciones y litigio de seguros [2018]

Viudas, huérfanos y muchas personas que se quedan sin sus familiares, lamentablemente, se quedan sin cobrar ingentes cantidades de dinero.

Por ejemplo, yo vengo asesorando a 52 familias que sufrieron una périda durante el accidente de Pasamayo, por encargo de la Municipalidad de Huacho. En unos casos, no se va a creer, hay de 12 a 14 seguros que no solamente son “papelitos”, sino que es indemnización. Es plata que corresponde a los viudos y/o huérfanos. En el caso del SOAT, este bus contaba con este seguro. Si el muerto es soltero, cobran su ascendientes, papá y mamá, 50% cada uno. Si es casado o con conviviente, le correspondería un 50%, al igual que a los hijos matrimoniales o extramatrimoniales.

Siguiendo con los ejemplos, cuando ha pasado por la garita de peaje de Norvial, también se entrega seguro de muerte, de sepelio y de invalidez.

Lea también: Perú contrató Seguro Catastrófico contra Terremotos por US$ 200 millones

¿A cuánto ascienden estos seguros?

En el seguro del SOAT son 16 600 por muerte, 4150 por sepelio. La garita de peaje le da 2000 dólares por muerte, 2000 por invalidez y también le da gastos de curación. Por ejemplo, la dama que era terramoza, aparte de cobrar el SOAT y los ayudantes, tienen otro seguro adicional de cerca de 20 000 a 30 000 soles. No lo sabía la mamá de la terramoza. Es un seguro para ocupantes, piloto, copiloto y terramoza.

Hay personas que trabajaban 30 años en la empresa, y cuando un trabajador de quinta categoría trabaja más de 4 años, le corresponde un seguro que le da 32 veces su sueldo. El empleador está obligado a contratar este seguro. Se llama Vida Ley, descrito en el Decreto Legislativo 688, promulgado a principios del siglo XX por Augusto B. Leguía.

¿La persona tiene que haber fallecido en circunstancias laborales?

Lea también: Evaluación de la responsabilidad civil derivada del error judicial

Por cualquier causa. Por muerte natural, 16 veces su sueldo. Por muerte accidental, 32 veces. Esto es lo que corresponde. Adicionalmente, el señor tenía un seguro que cuesta cinco soles que se llama +VIDA, que le da 72 000 soles al viudo o viuda por muerte accidental. También se activan los seguros de las AFP’s. Si tú ganas 1000 soles, todos los meses te descuentan el 13% de tu sueldo. Ese porcentaje no se lo queda el empleador ni la AFP, va repartido 10% a tu fondo. El otro 3% se reparte con una parte que es la comisión abusiva de la AFP, y otra que configura otro seguro: el llamado previsional.

El seguro previsional tiene tres coberturas: sobrevivencia, sepelio e invalidez. Esta persona trabaja, el empleador debe pagarle a Essalud el 9% de su sueldo. Si gana 1000 soles, el empleador debe pagar, todos los meses, 90 soles a Essalud; con el fin que se le de al titular, a su esposa y a sus hijos, tratamiento ambulatorio, hospitalario, medicinas, bono por nacimiento de hijo que son 780 soles, subsidio de maternidad. Por sepelio, corresponden 2070 soles. Necesitamos difundir la existencia de estos seguros.

¿Cuánto cuesta un entierro en El Ángel? Por cajón y por nicho, si nos vamos a lo más barato, un nicho de séptimo piso y un cajón, sale como 2500 soles. Si yo quiero enterrarlo en una tumba subterránea, me cuesta como 12 000 soles. Entonces, yo recomiendo usar el del SOAT, que son 4150 soles, usa el de Essalud, que son 2070 soles.

¿Se pueden sumar?

Por supuesto, cada uno es un derecho. También se puede sumar el de la AFP que son más de 7000 soles. Ya estamos hablando de más de 12 000 soles, por lo menos. En lugar de enterrar a tus seres queridos, en una tumba alta, los puedes enterrar en una tumba subterránea porque es tu derecho. Morimos una sola vez, así que debemos tener presente que esta cobertura solo se puede usar una sola vez.

Lea también: Casación 11046-2015, Lima: Falta de contrato de seguro entre empleador y ONP no impide pago de renta vitalicia por accidente laboral (precedente vinculante)

¿Qué pasa si estos seguros no son cobrados?

Lamentablemente, las otras coberturas van a exigir facturas o boletas de gasto extra que hayan hecho. Pero si se señala que eso corresponde a lo estipulado en el SOAT, ya no se paga nada adicional. Muchas veces ocurre este desconocimiento. En mi caso, yo le he dicho a mis hijos que si me pasa algo, yo tengo varios seguros, así que probablemente no termine en un nicho de séptimo piso. Es más, hasta mi proveedor funerario ya sabe. No somos eternos, somos mortales. Entonces, tenemos que estar informados y avisar.

También hay seguros que provienen de las tarjetas de crédito. El Perú está plastificado. ¿Qué hacemos cuando nos entregan una tarjeta de crédito? El banco nos da un sobre lacrado que contiene un contrato. ¿Leemos el contrato? Nadie lo lee. Hay como 10 seguros gratuitos que da el banco, porque entre ellos compiten. Tienes seguro de protección de compras, seguro de alquiler de auto, seguro por muerte cuando viajas en medio de transportes, seguro de emergencia médica internacional, seguro de pérdida de equipaje, seguro de garantía extendida, de conexión, cancelación de viaje y un seguro de accidente por destino.

Lo que yo he hecho es sacar información de todas las páginas web de los bancos y hacer una compulsa. Claro, la tarjeta más ficha, tienes tus 10 seguros. Pero si es una intermedia, mínimo tendrás 3 o 4.

¿Cuáles son los seguros que hasta las tarjetas más básicas tienen?

Existe un seguro de viaje, cuando vas para el extranjero o al interior del país. Un viaje por carretera, con muerte en el viaje, comprado el pasaje, eso sí, con la tarjeta de crédito; te dan este seguro. Sepelio también cubre. También existen los seguros opcionales, uno los compra. Por ejemplo, hay un seguro de protección de tarjeta que es muy bueno, que es barato. Si uno entra a un cajero y, en ese momento, es violentado por un delincuente. La hospitalización, los días que no trabajo y el dinero que me robaron están cubiertos.

La semana pasada se han vendido 35 mil televisores. La gente quiere un televisor grande, y paga 13 a 14 soles interdiario, hasta que logran pagarlo en un año, más o menos. Si pasa algo, por ejemplo, cuando estoy pagando cuotas divididas en 52 semanas que dura el año; y pacto 100 soles por semana, son 5200 para pagar mi televisor. Pero yo lo compro, y la primera semana me muero, me matan o me dejan inválido. Las otras 51 semanas, ya no se pagan por este seguro de gravamen, que traducido al lenguaje común significa muerto el titular o inválido el titular, muerta la deuda.

Pero si no lo saben los herederos, la familia sigue pagando al banco. Ese saldo se llama saldo insoluto, y no se debe pagar.

¿Eso sin importar el monto de la deuda?

Buena pregunta. Puede ser 100 millones, pero por ese saldo insoluto ha pagado el seguro de gravamente. Si uno ha pagado una prima de seguro, para cubrir este saldo, que está a futuro y que no lo pago todavía, eso de ahí, tiene cobertura. He visto casos, y lo digo públicamente. En el Colegio de Abogados de Huancayo me tocó exponer ante la población. Una señora pidió la palabra y me dijo: “Señor Bustamante estoy al borde la desesperación, mi esposo se murió, yo tengo un puesto en el mercado pero ya no puedo pagar mi casa. He pagado un año y ya no puedo más”.

Este banco quedaba en la Plaza de Armas. El seminario duraba hasta la tarde. Durante el break, hice una nota con el logo de acuse y le dije a la señora que vaya al banco con ese papel. Escribí: “Activen el seguro de gravamen, esta señora no debe pagar”. En la tarde, vuelve la señora, trayendo una carta del banco, donde pedían disculpas ya que por “razones de orden administrativo” no conocíamos que el señor tenía un seguro y que, por tanto, usted no debió pagar. A partir de la fecha todo estaba saldado.

[Continúa…]