Sancionan al presidente de la Corte de Cañete y a otros tres jueces superiores

La Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial (OCMA), a cargo de Ana María Aranda Rodríguez, sancionó con la medida disciplinaria de suspensión en el cargo por 60 días, al actual presidente de la Corte Superior de Cañete, Manuel Roberto Paredes Dávila.

La magistrada dispuso también la medida disciplinaria de suspensión en el cargo por 120 días a los jueces superiores Luis Enrique García Huanca y Francisco Enrique Ruiz Cochachín, en su actuación como integrantes de la Sala Penal Liquidadora de Cañete.

Asimismo, propuso la destitución en el cargo del juez superior, Jorge Enrique Sanz Quiroz, miembro de la citada Corte Superior.

Conforme con la investigación llevada a cabo por la OCMA, en el caso del actual presidente de la Corte Superior de Cañete, el cargo imputado consiste en haber incumplido sus funciones cuando estuvo a cargo del Órgano Desconcentrado de Control de dicha localidad.

En cuanto a los magistrados García Huanca y Ruíz Cochachin, se concluyó que actuaron con negligencia inexcusable al resolver un proceso judicial.

De mayor gravedad es la situación del también magistrado superior Sanz Quiroz, quien según las investigaciones efectuadas por la OCMA, se concluye que mantuvo relaciones extraprocesales con el abogado de una de las partes del proceso judicial a su cargo, quien inclusive lo patrocinó y tal hecho ha sido corroborado en el desarrollo del expediente disciplinario.

Por esa razón, la jefa de OCMA dispuso el apartamiento inmediato del indicado magistrado (medida cautelar de suspensión) en el cargo que venía desempeñándose.

La Jefatura de OCMA reiteró su compromiso de luchar frontalmente contra el flagelo de la corrupción en el ámbito del Poder Judicial y exhorta a los magistrados y auxiliares de este Poder del Estado a observar en sus actuaciones una conducta ética y con apego a la normatividad legal vigente.

Fuente: Andina