#RevisaMiCasoPpk: ¿Tuvo la cultura legal incidencia en el «trending topic»? Tres ideas

Sube sube PPK

Recientemente una mediática petición hecha al presidente, ha sido motivo de una variopinta ironía, desde todos los sectores, siempre en la web 2.0. La broma hizo el día y aportó animus jocandi en tiempos de cultura electrónica. Nótese que en el microtexto hay ausencia de motivación o equivalente a fundamentación o sustento, nuevos tiempos.

Primero: En concreto, es la hiperbolización del derecho de petición y ruego, en busca de una gracia presidencial, y como tal no tendría nada de diferenciador, y ni siquiera existiría la carga de responder; representa tal vez la consideración de una suprainstancia y tácita eliminación de lo inimpugnable; sin duda alguna una principalísima característica del sistema presidencial, o tal vez la aspiración a la creación de una justicia paralela debido a la falta de confianza en los mecanismos tradicionales, un medio impugnatorio in extremis.

Segundo: Exaltación del yo, el thema decidendum, que me atañe debe prevalecer al de los demás, necesito escucha activa, lobby, caño, piernas, tener llegada al primer funcionario público, presidente como amicus y extraneus. Hablar con el dueño del circo.

Tercero: La categoría «caso», es más una expresión morigerada de juicio, controversia, pleito o litigio, en puridad aplicada al derecho procesal penal que implica cierta rigurosidad que la aleje de una historia delictiva; coloquialmente usado en diminutivo, admite en doctrina características como: caso trágico, emblemático, mediático. El tema pasa por lo aspiracional, pues tener un caso es transversal, y humano, demasiado humano.