Presentan amparo contra congresista por bloquear a usuario en Twitter

Este lunes, 28 de mayo del 2018, los abogados Darwin Urquizo Pereira y Raúl Campana presentaron una demanda de amparo contra la congresista de la República Indira Huilca, ya que la parlamentaria habría bloqueado en su red social de Twitter a Darwin Urquizo. Según el escrito, esto vulnera los derechos fundamentales de libertad de información y de expresión, además de colisionar directamente con los principios básicos de un Estado democrático derecho.

Lea también: En defensa de la Corte IDH, por Darwin Urquizo Pereira

La demanda considera que Indira Huilca es congresista de la República, por lo tanto, es una alta funcionaria del Estado y que a través de su cuenta de Twitter informa sobre sus actividades como parlamentaria, así como sus opiniones de la política en general. Al bloquear a un ciudadano, lo que hace es que el administrado no pueda informarse sobre las actividades de la demandada como congresista, vulnerando el derecho a la información, así como le impide hacer críticas o cualquier otro comentario a su trabajo, vulnerando el derecho a la libertad de expresión, además que vulnera los principios básicos de un Estado democrático de derecho, en el cual la pluralidad de ideas y el derecho de criticar a los funcionarios públicos tiene protección privilegiada.

La demanda toma como antecedes el caso Erick Iriarte vs. Pedro Cateriano, el cual fue declarado improcedente por sustracción de la materia por la 1° Sala Civil de la Corte Superior de Justicia en Lima, ya que cuando la Sala analizó la demanda, Pedro Cateriano habría dejado de ser primer ministro, pero de los fundamentos de la resolución se desprende que los funcionarios públicos no pueden bloquear a los ciudadanos, pues vulnera el derecho de la libertad de expresión. Asimismo, la demanda cita el caso producido en México, por el cual el juez ordena al presidente municipal de Nogales – Sonora desbloquear a un ciudadano del Twitter por vulnerar su derecho fundamental a la información.

La demanda fue presentada ante el 1° Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco.