¡Atención! OMS elimina a la transexualidad de la lista de trastornos mentales

La última revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades se realizó en 1990

La Organización Mundial de la Salud, en una nueva actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades; decidió excluir a la transexualidad de la lista de trastornos mentales. Pasaron tres décadas desde la última revisión realizada por la institución, que ahora considera que los desórdenes de identidad de género ya no pueden ser considerados enfermedades.

Lea también: Matrimonio homosexual: La autonomía de los particulares entre el Derecho y el amor

Shekhar Saxena, director del departamento de Salud Mental y Abuso de Substancias de la OMS, ha señalado que las personas trans, generalmente afectadas por la ansiedad o depresión al ser víctimas de estigmas; podrán seguir accediendo al sistema de salud en busca de ayuda psicológica. Por otro lado, afirmó que “no hay evidencias de que una persona con un desorden de identidad de género deba tener automáticamente al mismo tiempo un desorden mental”.

La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) es una codificación universal de todas las enfermedades y/o desórdenes que los países deben utilizar para evaluar la situación de la salud en su terriotiro. Asimismo, se pueden obtener datos epidemiológicos que ayuden a la verificación de un problema sanitario nacional. Durante 11 años, la OMS analizó la información científica más reciente y exacta para elaborar esta nueva revisión. Los Estados tienen tiempo hasta el 1 de enero del 2022 para adaptarse a los estándares.

Lea también: Así reaccionaron las abogadas frente a la sentencia a favor del reconocimiento del matrimonio homosexual

En otra novedad, la OMS concluyó que la adicción a los videojuegos debe ser incluida oficialmente como parte de la nueva clasificación de enfermedades. “Incluimos el desorden de jugar de forma adictiva tras analizar las pocas evidencias que tenemos y tras escuchar a un Comité Científico que sugirió que este nuevo fenómeno se incluyera como una enfermedad que puede y debe ser tratada”, señaló Saxena. Con este avance, las personas con esta afección podrán buscar ayuda y acceder a los sistemas públicos de salud.

Esta nueva clasificación incorpora los últimos avances científicos. Desde ahora, los códigos relacionados con la resistencia a los antimicrobianos tendrán que trabajar con el Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS). También se incluyen nuevos capítulos: uno sobre medicina natural, y otro sobre salud sexual. En este último, se incluyen las condiciones que previamente se clasificaban de otra manera y que fueron retiradas de la lista de enfermedades con la referida actualización.

Lea también: La ley de crímenes de odio en el Perú a la luz de los informes de la CIDH y su contraposición a los principios del derecho penal

En mayo de 2019 se presentarán estas conclusiones en la Asamblea Mundial de la Salud para su adopción. Como se recuerda, la última revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades se realizó en 1990. En aquella revisión, se retiró a la homosexualidad de la lista de trastornos mentales. Esta nueva clasificación incluye 55.000 códigos distintos.