Joven litigante montó juicio falso para pedirle matrimonio a su novia abogada

Ya no basta con esconder un anillo en una copa de champán o en un postre. Ahora las pedidas de mano son más ingeniosas. Un abogado estadounidense realizó un inusual acto de amor para pedirle matrimonio a su novia, quien también era abogada.

Lea también: El lunes 25 se definirá la situación de Héctor Becerril y Glider Ushñahua

Brandon Dinetz conoció a Jen Lettman en 2016 cuando ambos tenían 25 años. Se conocieron mientras ejercían como abogados en sus respectivos despachos. Desde ese día la química entre ambos fue inmediata. Hace poco Brandon decidió sorprender a su novia y pedirle que sea su esposa. No encontró mejor manera que hacerlo frente a un juzgado.

Durante cinco meses se comunicó con varios compañeros, autoridades judiciales para que lo ayuden con la sorpresa. Brandon lo coordinó todo para evitar levantar sosprecha alguna. Tuvo varios problemas de organización, pero al final pudo regalarle a su novia un día memorable.

Lea también: ¿Qué dijo Raymundo Trindade Serra sobre aportes a campaña de Lourdes Flores?

Brandon Dinetz le pidió a su novia que lo acompañe en un juicio importante para que escuchara su alegato inicial. Ella aceptó y cuando llegó al lugar vio un juez, un jurado completo, acusados, abogados e incluso alguaciles por lo que no sospechó nada. Todo parecía normal.

Sin embargo, cuando Jen vio a Brandon salir al estrado, lo escuchó dando un discurso que no era el que esperaba, en cambio lo oyó hablando del amor y lo que significa el compromiso que se tiene con la otra persona.

Lea también: Diego García Sayán: Proceso de ratificación afecta la independencia judicial

De hecho, Jen quien estaba sentada en los bancos del público estaba muy emocionada oyéndolo hasta que reconoció a uno de los jurados. “Parecía el padre de Brandon, lo cual me pareció gracioso. Entonces vi a mi padre y me quedé confundida. Y cuando vi a mi hermana supe lo que estaba pasando y empecé a llorar“.

Fue en ese momento en que Brandon le pidió que saliera al estrado mientras ella lloraba de emoción. Sacó el anillo que le pertenecía a la abuela de Jen y se arrodilló para pedirle que se casara con él. La respuesta de Jen fue un “sí”. Esto provocó que todos los asistentes que eran sus familiares los aplaudieran.

Lea también: Proponen que padres decidan orden de apellidos de sus hijos

Tras la difusión de este vídeo, los cibernautas quedaron muy conmovidos con la inusual pedida de matrimonio. Aquí abajo te dejamos el romántico vídeo.