Ministro del Interior: «No hay ningún tipo de interceptación ilegal a Alan García, esto es un afán de victimización»

Después del revuelo por la denuncia de presunto “chuponeo” a través de un vehículo de placa EPC-280, estacionado en las afueras del domicilio de Alan García, el ministro del Interior salió en conferencia de prensa para desmentir las acusaciones.

El vehículo, que tenía el logo de prensa, fue rodeado de simpatizantes apristas, a la espera de la fiscalía de turno para dar cuenta de las presuntas actividades ilegales. En las imágenes que mostraban el interior del vehículo, se observaba una consola, una computadora, y otros equipos de grabación de audio.


En su momento, salió el coronel de la PNP Mauricio Quiroz, para negar que se estuviera “chuponeando” a algún dirigente político. “Usted cree que un vehículo que tiene placa oficial va a hacer algo ilegal”, contestó irónicamente tras ser interrogado por la prensa. “El vehículo es por seguridad, hay delincuentes, hay terroristas, hay mucha gente que quiere atentar contra la vida de las autoridades”, agregó.

El ministro Morán, por su parte, también negó en todos los tonos que el gobierno haya realizado interceptaciones ilegales. Asimismo, señaló que ese vehículo forma parte de un plan de operaciones, aprobado el 3 de diciembre de 2018, para prevenir cualquier atentado, y que fue puesto allí a pedido del propio García y otros líderes apristas, que estaban preocupados por la seguridad del expresidente. Calificó la denuncia de los manifestantes de un afán de victimismo.

Un tema que llama la atención es la mochila que habría sido sustraída en el momento que los simpatizantes apristas amurallaban el coche. El ministro aclaró que se trataba una laptop, y que no ha sido retirada del lugar, por lo que podrá ser revisada por la fiscalía.

Alan García responsabilizó directamente al presidente Vizcarra por estar detrás de la presuntas interceptaciones ilegales.

En este momento, la fiscalía continúa en el lugar de los hechos, levantando acta sobre el vehículo estacionado, y los agentes de Inteligencia que se encontraban en su interior.