Ordenan libertad de joven a quien se atribuye haber quemado patrullero en marcha contra el Congreso

El Ministerio Público había basado su solicitud en imágenes presentadas en las redes sociales

La jueza del Decimosexto Juzgado Penal de Turno de Lima decidió no abrir proceso penal en contra de Patricio Cardama Freyre, el joven de 26 años a quien se atribuye estar implicado en la quema de un patrullero durante la marcha que exigía el cierre del Congreso. Con esa decisión el muchacho recuperó su libertad.

El pedido fue formulado por la 21° Fiscalía Provincial Penal de Lima, luego de las primeras pesquisas llevadas a cabo por el presunto delito contra la tranquilidad pública (en la modalidad de disturbios), perpetrado en agravio del Estado (Ministerio del Interior).

Así también, la fiscalía solicitó que se trabe embargo preventivo sobre todos los bienes del denunciado, y adelantó que al reunirse en este caso los elementos de la prisión preventiva, solicitaría dicha medida una vez que la magistrada resuelva abrir instrucción. La jueza no concedió ningún pedido.

Lea también: Justificación para hacer uso del plazo máximo de la prisión preventiva [Jurisprudencia]

El último 5 de junio, en el marco de una marcha convocada por diversos colectivos, un patrullero de la policía de placa PL-7140, perteneciente al personal de Sub Oficiales y Especialistas de la Policía Nacional, fue incendiado en la cuadra tres del jirón Cusco en el Centro de Lima. Un policía de apellido Quispe sindicó a Cardama como el responsable de incendiar la unidad vehicular, después de que el chofer, supuestamente, declarara que una turba de aproximadamente 200 manifestantes lo interceptaran, obligándolo obligándolo a retirarse del lugar con amenazas.

Al ser reconocido como presunto autor de la quema del vehículo, el joven de 26 años fue capturado el miércoles. El Ministerio Público basó su pedido de prisión preventiva en sendas imágenes presentadas en las redes sociales. El representante de la fiscalía también señaló que era extraño que el sujeto llevara “tres camisas en la mochila”, que un policía había señalado que “olía a humo durante su intervención” y que hay material audiovisual donde se le ve “haciendo arengas”.