Kevin Poulsen: el ‘ciberdelincuente’ más famoso de los Estados Unidos

El mayor ciberdelincuente de los EE.UU fue impedido de usar computadoras

Su primer juguete fue una TRS-80, un pretérito prototipo de computadora con el que perpetró su primer delito. El TRS-80 fue uno de los primeros modelos que estrenó la compañía Tandy, quienes lo denominaron como “El computador casero”. Kevin Lee Poulsen tenía apenas 17 años cuando atacó a Arpanet, un sistema de seguridad creado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Su habilidad con las computadoras lo catapultaron a convertirse en uno de los hackers más populares de los Estados Unidos.

TRS-80

Lea también: El joven abogado que derrotó a un poderoso bufete de abogados

Poulsen esculcaba entre archivos clasificados con total vehemencia. Horas y horas frente a una sofisticada computadora desde donde planeaba sus ataques. Así pasó a engrosar las filas de “Los Sombreros negros”, bajo el seudónimo de “Dark Dant”. Los Sombreros negros eran un grupo de piratas informáticos que se dedicaban a destrozar los sistemas de seguridad más eficaces del mundo.

Lea también: Ross, el primer abogado robot que litiga usando inteligencia artificial

En 1990, Kevin Poulsen atacó las líneas telefónicas de la estación de Los Ángeles radio KIIS-FM, luego de interesarse por un concurso radial que ofrecía un auto Porsche 944 S2 al participante número 102 que llamase a la radio. Poulsen hackeo el sistema de comunicaciones y consiguió ser el ganador.  Así pues, su compulsión lo llevaron hacia archivos prohibidos y a la cárcel.

El ataque informático a la estación de Los Ángeles radio KIIS-FM alertó al FBI, quienes de inmediato lo rastrearon. Kevin Poulsen comenzó a ser perseguido y se volvió un fugitivo. Finalmente, Poulsen fue arrestado en abril de 1991 y sentenciado tres años más tarde, por los delitos de escuchas ilegales, espionaje electrónico, fraude, blanqueo de dinero y obstrucción de la justicia. La sentencia fue de 5 años de prisión y una multa de 56 mil dólares a la emisora radial a la que había hackeado. Ademas, se le prohibió usar computadoras o Internet durante los tres años posteriores a su liberación.  Sin embargo, en 2004, el oficial de libertad condicional de Poulsen le permitió usar Internet, con ciertas restricciones de monitoreo.

Lea también: El seguro de riesgos cibernéticos. Breves comentarios a propósito del reciente ataque cibernético al sistema bancario y financiero peruano

En octubre de 2006, Kevin Poulsen publicó valiosa información sobre pederastas registrados con la red social MySpace. Su investigación ayudó a identificar 744 personas registradas con perfiles falsos y condujo a la detención de uno de ellos: Andrew Lubrano.

Actualmente, trabaja como jefe editor de Wired News, una revista estadounidense. Sin embargo, según un análisis de datos, Poulsen no figura en el registro de empleados.