Keiko Fujimori: sala devuelve expediente por haberse elevado de forma incompleta

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, informó que la Segunda Sala de Apelaciones, presidida por el juez Octavio Sahuanay, resolvió devolver el expediente remitido por el juez Concepción Carhuancho, por haberlo elevado de forma incompleta.

La elevación de los actuados es para que la sala se pronuncie sobre la apelación a la medida de prisión preventiva por 36 meses, dictada por Concepción Carhuancho, contra la lideresa de Fuerza Popular.

“Cuando finalmente se eleva el expediente, se envía incompleto, por lo cual la Sala de Apelaciones se vio obligado a devolverlo. Un juez con experiencia no comete estos descuidos. Esto es abuso y arbitrariedad”, dijo Loza a través de su cuenta de Twitter.

El pasado 06 de noviembre, la defensa legal de la excandidata presidencial fundamentó la apelación. Tras ello, el magistrado Concepción Carhuancho, según Giulliana Loza, debió elevarlo el expediente dentro de las 24 horas conforme al Código Procesal Penal. “Se demoró 24 días, superando todo plazo razonable”, cuestionó.

¿Qué dice la resolución?

“No aparece anexada ninguna transcripción de las resoluciones que son materia de las diversas pretensiones impugnatorias, siendo manifiesto que el cuaderno se encuentra incompleto, situación que impide dar el trámite que corresponde, en la medida que es imposible controlar los agravios ante la omisión anotada”, se lee en el documento judicial.

La sala también indica que “existe una obligación por parte del juez de instancia, no solo de controlar los recursos de impugnación interpuestos contras las resoluciones apeladas, sino también en remitir en el modo y forma que franquea la ley, máxime si se impugna una medida cautelar personal como la prisión preventiva”.

La tesis fiscal señala a la hija del exmandatario Alberto Fujimori como cabeza de una organización criminal en el interior del partido político Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular).

El organismo público señala que esa organización “tenía entre sus fines obtener el poder político, recibiendo para ello aportes ilícitos provenientes de actos de corrupción del grupo empresarial brasileño Odebrecht en el Perú y diversas localidades del mundo”.