Karl Heinrichs Ulrichs, el primer abogado abiertamente gay en la historia

Karl Heinrichs Ulrichs nació en 1825, en el seno de una Alemania congestionada por el conservadurismo. A sus 40 años decidió enfrascarse en una disputa intelectual por la reivindicación de los derechos de las personas homosexuales y publicó cinco ensayos sobre el enigma del amor del hombre por el hombre, a partir de su propia experiencia homosexual.

Este letrado, a través de sus escritos abogaba por una reforma sexual. Fue el primer teórico del “amor entre varones” y por ello es considerado como el pionero de los movimientos LGTB en el foro jurídico.

Además, postuló la noción de un tercer sexo, al que denominaba “uranismo”, término que rápidamente se propagó por todo Europa y que inspiró a diversos intelectuales a teorizar sobre la homosexualidad. Al respecto, en su libro Araxes denominó como uranista a quien practicaba “el amor entre varones”.

Cabe mencionar que el mismo Ulrichs se autodenominó abiertamente “uranista”.

Se graduó de derecho en la Universidad de Göttingen

Karl Heinrichs Ulrichs estudió derecho y teología en la Universidad de Göttingen en 1846. De 1846 a 1848 estudió historia en la Universidad de Berlín, escribiendo su disertación en latín sobre la Paz de Westfalia. Además, escribió una declaración de apoyo legal y moral para un hombre arrestado por delito de homosexualidad.

De 1849 a 1857 Ulrichs trabajó como asesor legal oficial para el juzgado de distrito de Hildesheim en el Reino de Hanóver, pero tuvo que dejar su trabajo en 1859 para evitar un proceso que podría llevarlo a la cárcel.

Ulrichs recordaba que de niño llevaba ropa de niña, prefería jugar con niñas y quería ser una niña

En 1862, Ulrichs comunicó a su familia y amigos que era uranista, a través de “Cartas a sus parientes”, un conjunto de textos en los que anuncia que es gay. La noticia no es bien recibida por sus familiares y lo reprenden. Así pues, comenzó a escribir bajo el seudónimo Numa Numantius. Su primera experiencia homosexual fue en 1839 a la edad de 14 años, en el transcurso de una corta relación con su instructor de equitación.

Sus obras fueron prohibidas

En 1864 sus libros fueron prohibidos y confiscados por la policía de Sajonia. Más tarde, lo mismo pasó en Berlín y sus obras fueron prohibidas en toda Prusia.

Algunos de estos papeles han sido encontrados en los archivos nacionales de Prusia e iban a ser publicados en 2004. Varias de las obras más importantes de Ulrichs han sido reimpresas, tanto en alemán como en traducción inglesa.

Al día de hoy, Ulrichs se está convirtiendo en una figura de culto en Europa. Hay calles que llevan su nombre y su cumpleaños es celebrado todos los años por múltiples caravanas de jóvenes que se concentran en las principales plazas del viejo continente, agitando banderolas LGTB para conmemorar su legado.