José Luis Lecaros sobre modificación de prisión preventiva: «No es oportuno, podría interpretarse como interferencia al sistema de justicia»

El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros Cornejo, consideró que sí podría modificarse la regulación actual de la prisión preventiva, pero que “no es oportuno en este momento porque podría interpretarse como una interferencia en la administración de justicia”.

Asimismo, añadió que “la Corte Suprema, mediante el pleno casatorio que está en proceso, tendrá que fijar criterios vinculantes: cuándo se deben dictar, cuáles son los requisitos, etc”.

Lea también: [Caso Odebrecht] Acusación fiscal contra Humala y Heredia se presenta hoy

Líneas más abajo, precisó que “el peligro de fuga no debe basarse en suposiciones sino en hechos concretos”. Para José Luis Lecaros un punto principal en una prisión preventiva no es tanto la prueba ni la gravedad del delito, sino el peligro de fuga o de obstrucción a la justicia.

“Yo estoy de acuerdo con lo que ha resuelto la Sala Penal Permanente en el sentido de que el punto más importante de la prisión preventiva no es la prueba, ni la gravedad del delito, sino el peligro de fuga o de obstrucción a la justicia. Esto no debe establecerse en base a presunciones; sino sobre hechos concretos que demuestren que el procesado tiene intención de fugarse u obstruir”, destacó el magistrado.

Lea también: Responsabilidad penal de los accionistas y directores de las empresas consorciadas que participaron en las obras Interoceánica Sur y Metro de Lima

Como se recuerda, a través de una casación, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema redefinió los criterios para aplicar la prisión preventiva para los casos de riesgo de fuga.

Ahora la fiscalía deberá justificar un riesgo concreto o la existencia de medios suficientes sobre la posible evasión de la justicia para que se pueda restringir la libertad de un investigado por peligro de fuga.

Lea también: ¡Atención! Esta es la primera ordenanza municipal en regular el uso de scooters eléctricos

Sobre esto, José Luis Lecaros precisó que la resolución de la Sala Permanente no es vinculante ni obligatoria, por lo que el pleno jurisdiccional deberá analizar si ratifica ese criterio o se establecen otros parámetros.

“Las salas penales de la Corte Suprema tienen la facultad de reunirse en un pleno para tomar acuerdos que sean vinculantes para todas las instancias. Se ha considerado necesario que sea el pleno de la Corte Suprema que ratifica lo establecido por la sala permanente o establece otros parámetros”, explicó.