Dictan internación preventiva por dos meses contra menor que disparó arma en colegio Trilce

El Primer Juzgado de Familia de Villa el Salvador, magistrado Tito Henry Coronado Soplapuco, declaró fundado pedido de internación preventiva por un plazo de dos meses contra el adolescente acusado de llevar un arma y ocasionar la muerte de un compañero de clase y dejar a otro herido.

Como se sabe, el menor de 15 años que disparó a sus compañeros de clases en el colegio Trilce de Villa El Salvador, fue trasladado al centro preventivo de varones de Salamanca. Así lo dispuso la Fiscalía Provincial de Turno Permanente de Familia de Lima Sur.

Lea también: [VÍDEO] ¿Realmente se requiere sentencia firme para levantar la inmunidad a Edwin Donayre? | Luciano López Flores

Fue la fiscal adjunta provincial Julissa Lourdes Soto Ayamaman quien tomó esta medida y justificó la decisión asegurando que era acorde con los procedimientos. También dijo que el menor será interrogado nuevamente. Ayer cuando se realizó la reconstrucción de los hechos, el adolescente infractor explicó cómo y de dónde había tomado el arma con la que se produjeron los incidentes.

Lea también: Jurisprudencia relevante y actualizada sobre el delito de estafa

Hasta el momento, el Ministerio Público se encuentra recabando los testimonios del director y del profesor a cargo del aula del colegio. Así como el testimonio de los compañeros de clase.

Lea también: [PDF] Juzgado resolvió no abrir investigación contra abogado denunciado por violación sexual a practicante de derecho

Los padres del menor infractor estarían obligados a pagar las reparaciones civiles por la muerte de uno de los escolares y por los gastos médicos del otro menor que resultó herido.

Lea también: [Escuadrón de la muerte] Condena del absuelto es una posibilidad legal y constitucionalmente válida [Casación 648-2018, La Libertad]

Según se ha informado, el menor aprovechó que su padre estaba fuera de Lima por negocios para sustraer su arma. La colocó en su mochila y la llevó al colegio.

Water Ayala, abogado del menor, explicó que el adolescente había llevado el arma sin intenciones delictivas y no sabía que estaba cargada. También dijo que el padre había comprado la pistola hace varios años por medidas de seguridad, por ser empresario.