Una inteligencia artificial venció a abogados veteranos analizando contratos

Los abogados seleccionados contaban con décadas de experiencia.

A inicios de este año, una inteligencia artificial ridiculizó el esfuerzo de los 20 mejores abogados de EEUU, quienes decidieron competir contra el sistema inteligente, analizando contratos laborales.

La inteligencia artificial (IA) inmediatamente sacó una amplísima ventaja. Con más de tres mil cláusulas, y 152 párrafos entre todo lo revisado, los experimentados abogados presentaron al término del tiempo sus anotaciones, para ser contrastadas con las fallas detectadas por la IA. La inteligencia artificial los venció fácilmente.

El creador de esta tecnología fue el abogado Noory Bechor, quien cansado de analizar contratos laborales, decidió estrenar una inteligencia artificial (IA) que automatice la revisión de documentos contractuales, a la que bautizó como: LawGeex.

Norry Bechor desarrolló esta IA en Israel. Con el apoyo de Facultad de Derecho de la Universidad de Stanford, la Facultad de Derecho de la Universidad de Duke y la Universidad del Sur de California, nació LawGeex, dispuesta a remecer el mundo del derecho.

Law Geex es capaz de resumir un contrato en una hora y advertir de los posibles riesgos, trampas, cláusulas abusivas, omisiones y otros aspectos de importancia. Además, también puede sugerir cambios en políticas legales, asesorar sobre contratos laborales individuales, editar y crear contratos siguiendo las políticas y el lenguaje de la empresa.

Así pues, los ojos del mundo estuvieron sobre LawGeex cuando se expuso a 20 abogados humanos a cinco acuerdos de no divulgación, para que identificasen 30 cuestiones legales, incluido el arbitraje, la confidencialidad de la relación y la indemnización en tan solo cuatro horas. Cada uno de ellos sería posteriormente calificado por la precisión con la que identificaron los requerimientos.

Al término, el escuadrón de abogados obtuvo una precisión del 85 %, mientras que LawGeex, ante las mismas cuestiones, consiguió una puntuación de 92 %. Además, mientras que a los abogados les tomó esta tarea 92 minutos, la IA realizó esta misma actividad en tan solo 26 minutos, por lo que no necesitó ni siquiera un tercio del tiempo estimado. Así lo señaló el estudio de rendimiento que se le realizó a LawGeex.

Cabe mencionar que, no sería la primera vez que un robot vence a un abogado en su propio terreno. La inteligencia artificial Case Crunch, desarrollada por la Universidad de Cambridge se enfrentó a 100 abogados, quienes fracasaron al tener que predecir sobre si el defensor del pueblo financiero de Londres aceptaría ciertos reclamos o no.

Se realizaron un total de 750 predicciones donde Case Cruncher acertó con una precisión del 86,6 %, mientras que los abogados solo obtuvieron un 62,3 %. ¿Llegaremos a prescindir de los servicios jurídicos de un abogado?