[VÍDEO] Inteligencia artificial aplicada al proceso judicial, por Jordi Nieva-Fenoll

A continuación les presentamos un extracto de la conferencia del profesor español Jordi Nieva Fenoll, pronunciada en el Congreso Internacional de Razonamiento Probatorio que se llevó a cabo los días 4 y 5 de octubre. En el evento que transmitió en vivo la Escuela de Formación de Asistentes Jurisdiccionales del Poder Judicial (Efaja), el profesor habló de la inteligencia artificial aplicada al proceso judicial, tema del que hace poco escribió todo un libro.

Lea también: Cinco grandes películas sobre ciencia ficción y derecho

Jordi Nieva-Fenoll es doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona, y profesor titular en dicha casa de estudios. Es autor de La duda en el proceso penal, La valoración de la prueba e Inteligencia artificial y proceso judicial, y otros textos más.

Lea también: Ross, el primer abogado robot que litiga usando inteligencia artificial

A continuación les presentamos parte de su ponencia.


Les he venido a hablar de un tema muy novedoso, que es el de la inteligencia artificial aplicada al proceso judicial. No es un tema del que se haya hablado demasiado en los estudios de derecho procesal. De hecho se ha hablado muy poco, por no decir prácticamente nada.

Pero verdaderamente, cuando ves a los autores que se acercan a este tema, te das cuenta del gran desconocimiento que existe sobre lo que sea la inteligencia artificial y sobre lo que sean sus posibilidades de futuro. Pero también [hay] un desconocimiento sobre el hecho de que no es que sea solo un tema de futuro sino que es un tema de presente, pero también un tema de pasado y creo que merece la pena que tengamos en cuenta esto. Por eso les voy a dar alguna noción de lo que significa esto y en qué medida ustedes, incluso sin saberlo, tienen inteligencia artificial en sus manos, e incluso en sus juzgados, han podido tener contacto con la inteligencia artificial

Lea también: Cinco grandes películas sobre ciencia ficción y derecho

¿Qué es exactamente la inteligencia artificial?

Es un avance tecnológico, naturalmente, que hace ya bastante tiempo que está con nosotros. Piensen que desde que Alan Turing habló de este tema, que fue el pionero en la materia, por lo menos en referirse a esto, han pasado ya cincuenta años, es decir, estamos hablando de algo que ya podría ser antiguo.

¿Y qué significa? De modo muy sencillo, significa que una máquina con una capacidad bastante grande de absorber datos diferentes, lo que hace es combinar estos datos siguiendo una estructura llamada algoritmo (es la palabra clave en toda esta materia) y, con todos estos datos, es capaz de relacionarlos y tomar una decisión, de manera que es posible que la máquina les engañe y que ustedes no sepan que se están relacionando con una máquina sino que pueden llegar a pensar que se están relacionando con una persona.

Lea también: Una inteligencia artificial venció a abogados veteranos analizando contratos

Ese es el éxito que de alguna forma calculaba Alan Turing sobre esto. Es lo que se llama el test de Turing: si interactúas con la máquina y no eres capaz de saber que estás interactuando con una máquina y crees que estás interactuando con una persona, está máquina de inteligencia artificial funciona de manera óptima.

Por tanto, es una base de datos que se relaciona de la manera que dice un programador para tomar una determinada decisión. Entonces ustedes pueden decir, ¿y nosotros tenemos relación con esto? Desde luego, me imagino que todos los que están en la sala, o la mayoría, tienen Facebook, ¿verdad? Y Facebook les propone amigos y suele acertar con personas que ya conocen o que les gustaría conocer por la razón que sea, porque Facebook va almacenando [información] cada vez que ustedes ponen «me gusta», hace cálculos sobre los amigos que tienen y, entonces, les propone una nueva amistad.

Lea también: Jordi Nieva Fenoll: «El vocablo latino nos permite expresar con gran simplicidad una idea que sería más compleja –y ambigua– si fuera referida en nuestro idioma actual»

O bien ustedes habrán comprado en Amazon, por ejemplo, un libro y, de repente, Amazon le recomienda otro libro. O compran un alimento, por ejemplo en Europa es cada vez más frecuente no ir a un supermercado sino hacer la compra de la semana por internet. Y resulta que te aconseja productos adicionales, a los que has comprado que también te gustan.

Como todos ustedes pueden ver, las personas que antes hacían esto, el librero, el vendedor de ropa, el vendedor de ultramarinos, de alimentación, pues han dejado de existir o están dejando de existir, lo cual quiere decir también que ustedes interactúan fácilmente con una máquina y se sienten además contentos por qué no tienen que moverse de su casa.

En materia judicial esto ha ocurrido. Todos ustedes, me imagino, han utilizado un buscador de jurisprudencia. Un buscador de jurisprudencia es una forma bastante rudimentaria de inteligencia artificial. Ustedes ponen un término clave y la máquina te localiza las sentencias que pueden ser aplicables en aquel caso concreto, que pueden ser interesantes y es cierto que acierta. Además, los que sean más jóvenes no se darán cuenta de la cantidad de trabajo que esto ahorra. Hace años para buscar una librería jurisprudencial podíamos pasarnos una tarde, a lo mejor dos días, entre tomos y tomos de jurisprudencia para buscar lo que nos interesaba. Y ahora ese trabajo lo podemos tener hecho en una hora, hora y media.

[Continúa…]