Mark Vito: todas las frases que nos dejó la audiencia de impedimento de salida

Mark Vito, esposo de la lideresa de Fuerza PopularKeiko Fujimori, tomó la palabra en la audiencia que evalúa su impedimento de salida del país. Su participación nos dejó un florilegio de frases que forman parte ya de nuestro anecdotario judicial.

En sintonía con la estrategia de su abogada defensora, negó los cargos que se le imputan y reiteró su amor a Keiko Fujimori Higuchi, al punto de sugerirle al juez le dicte cadena perpetua o pena de muerte, si su único delito era amarla.

En actitud desafiante, Mark Vito alzó la mirada y le clavó los ojos al juez Carhuancho: “Sí, estamos casados. Sí, es mi esposa. Sí, le amo”, sentenció con su español no tan versado.

Hizo una pausa y continuó. “Si hoy estoy aquí por ser el esposo de esa mujer tan valiente, me declaro culpable”, señaló.

“No solo me den impedimento de salida, métanme preso. Denme cadena perpetua de por vida (…) pero no van a lograr que deje de amar y de apoyar a mi esposa”, precisó.

Lea también: En vivo: Juez Concepción Carhuancho evalúa impedimento de salida de Mark Vito

Antes de comenzar con su explicación, le dijo al juzgado: “Les voy a explicar en manzanitas (mi caso)”. Acto seguido, calificó de manera peyorativa a la sala penal: “Esta no es una sala de justicia de justicia, sino de ajusticiamiento”. “Primera manzanita”, ironizó.

De inmediato, el juez Carhuancho le pidió que exponga sus argumentos con mesura. Mark Vito justificó su indignación arguyendo lo difícil que fue ver cómo se llevaron a su esposa a la prisión frente a sus ojos.

“Primera manzanita”, volvió a decir y continuó con su alocución. Mark Vito despotricó contra el fiscal José Domingo Pérez.

“El fiscal no solo tiene un problema con las matemáticas, sino tiene muchas ganas de hacer daño”, señaló bastante mortificado. Ante esa afirmación temeraria, el juez Concepción Carhuancho le volvió a llamar la atención. Mark se excusó, pero minutos después volvió a desafiar al juzgado con una declaración que aludió al fiscal Domingo Pérez: “quiere hacerse famoso dañando a mi familia”.

Lea también: Mark Vito: «Yo no soy un lavador, soy solo un gringo que trajo su capital al Perú»

“Si quieres casarte conmigo no necesitas solo amarme a mi, sino también a mi país”. Mark Vito confesó que esas fueron las palabras de su esposa, Keiko Fujimori, antes de que se casaran. “Yo amo al Perú”, señaló Mark Vito.

En otro momento, Mark Vito estuvo dispuesto a inmolarse por su esposa Keiko Fujimori: “Si mi delito es ser esposo de Keiko, condenenme a la muerte”, dijo antes de su alocución final.

Así pues, durante la ultima parte de su intervención, el esposo de Keiko Fujimori dijo: “Yo no soy un lavador, soy solo un gringo que trajo su dinero para invertir en el Perú”. “Yo no soy un lavador”, reiteró. “Soy solo el esposo de Keiko… y le amo con todo mi corazón”, concluyó.