Fiscal Hamilton Castro se defiende de ataques a través de una carta pública

El fiscal Hamilton Castro Trigoso, quien fuera retirado del Equipo Especial del caso Lava Jato y designado a la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, se defendió a través de una carta pública de los cuestionamientos a su desempeño profesional por parte de algunos colegas y de un sector de la opinión pública.

Como se sabe, el cambio se produjo mediante la Resolución de la Fiscalía de Nación 2701-2018-MP-FN, publicada el 27 de julio en el diario oficial El Peruano, suscrita por el nuevo fiscal de la Nación, Pedro Chávarry Vallejos.


DECLARACIÓN DEL FISCAL HAMILTON CASTRO TRIGOSO

En el legítimo ejercicio de mis derechos constitucionales y ante algunas aseveraciones realizadas últimamente en relación con mi persona, considero necesario expresar lo siguiente:

1. Me limitaré por ahora a esta declaración escrita debido a que mi principal preocupación en este momento es cuidar que la imagen del Ministerio Público no se siga deteriorando debido a declaraciones encontradas de sus propios integrantes. Solicito a los diversos medios de comunicación comprensión respecto de esta cuestión.

2. Se ha señalado que soy un funcionarlo irrespetuoso que no respeta las jerarquías. Nada más alejado de la verdad. Los que realmente me conocen y me han tratado sabrán decir que, por el contrario, soy respetuoso con todas las personas, no solo con quienes son mis superiores jerárquicos dentro de la institución. Desdo el más humilde servidor del Ministerio Público hasta quienes ejercen y han ejercido las más altas jerarquías y me han tratado podrán dar fe de lo que digo. En todo caso, desconozco cuáles sean los indicadores que han conducido a sostener una afirmación como la arriba señalada.

3. En lo personal, se ha aseverado que no soy conocido y que no se sabría cómo es que llegué al cargo que ejercí hasta hace poco. No es mi estilo vanagloriarme de mis logros personales y profesionales. La sencillez y la humildad son cualidades que son una herencia familiar. Sin embargo, como semejante aseveración estaría dirigida a deslegitimar mi actuación funcional en los casos que estuvieron a mi cargo, me veo obligado a precisar que:

A. Tengo una trayectoria dentro del Ministerio Público desde el año 2005 y, a partir del año 2011, como fiscal especializado en delitos de corrupción de funcionarios he tenido a mi cargo casos emblemáticos que he desarrollado con el invalorable apoyo de fiscales adjuntos y asistentes, inclusive hasta la etapa de juicio oral. Los que siguen de cerca el desarrollo de estos casos podrán recordar que, antes de la creación del Equipo Especial, por ejemplo, tuve a mi cargo el primer juicio oral completo de aplicación del Nuevo Código Procesal Penal en Lima (Caso Gerardo Castro Rojas, exviceministro del gobierno aprista), caso congresista María Magdalena López Córdova, caso Brujas de Cachiche, caso del Gobierno Regional de Pasco (Klever Meléndez), caso del Gobierno Regional de Arequipa (Juan Manuel Guillén y otros), entre otros.

B. En mi condición de magíster en derecho con mención en ciencias penales por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, me he desempeñado como catedrático de las Unidades de Post Grado de San Marcos y de la Universidad Privada Antenor Orrego de Trujlllo, actividad académica que decidí dejar de lado para dedicarme de lleno a las investigaciones en las Fiscalías Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios; asimismo, soy autor de los libros: La prueba ilícita en el proceso penal peruano, Las faltas en el ordenamiento penal peruano. Un estudio sustantivo y procesal; y, en coautoría, el Código procesal penal. Comentarios descriptivos, explicativos y críticos.

C. Entiendo que, debido a lo mencionado en los literales A) y B), es que las autoridades del Ministerio Público consideraron designarme en el Equipo Especial. El que una persona en particular dentro de mi institución diga que no me conoce no torna inexistente lo que acabo de describir. En todo caso, no me corresponde explicar las razones del desconocimiento alegado.

4. También se ha señalado que soy un funcionario que no rinde cuentas. Falso. Solo para lo que corresponde a lo que en los medios se conoce como “Caso Lavajato”, debo indicar que cada vez que se me ha solicitado información sobre la marcha de los casos, respetando la independencia fiscal que es un valor constitucional y la reserva de las Investigaciones que es un valor procesal, la he proporcionado a las instancias correspondientes, sea al señor Fiscal Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios, sea a la Fiscalía de la Nación o a la Junta de Fiscales Supremos. Después de cada diligencia en el extranjero he formulado informes escritos a la Fiscalía de la Nación. El último ha sido el que corresponde a la declaración del señor Favre en Francia que fue elevado al señor Fiscal de la Nación Pedro Chávarry, a través del señor Fiscal Superior Coordinador del Equipo Especial Rafael Vela Barba.

5. Puedo mencionar, solo a modo de ejemplo, que he expuesto ampliamente sobre los casos en dos Juntas de Fiscales Supremos. Una el año pasado y la última en abril de 2018. Así debe constar en las actas correspondientes. En ellas estuvo presente el actual señor Fiscal de la Nación y respondí a todas las interrogantes que los señores Fiscales Supremos tuvieron a bien formularme. No recuerdo ningún cuestionamiento a mi trabajo de parte del actual Fiscal de la Nación.

6. Asimismo, he cumplido con elevar en su oportunidad al despacho del señor Fiscal de la Nación un informe detallado sobre todos y cada uno de los casos a cargo del Equipo Especial, además de un informe complementario con el detalle de los avances y algunas sugerencias para que los cambios en el Equipo no afecten el desarrollo de las investigaciones, de los procesos especiales y de la cooperación judicial internacional.

7. Por otro lado, se ha afirmado que no cumplo con entregar el cargo así como la información y la documentación de lo actuado. Falso. Es importante entender que la entrega del cargo es un proceso. De acuerdo con la directiva del Ministerio Público que regula este proceso, he cumplido con poner a disposición de mi reemplazante todo el acervo patrimonial y documental de mi despacho. Este proceso cuenta con la intervención de personal de la Unidad de Control Patrimonial y de Tecnología de la Información del Ministerio Público que ha verificado todos los bienes que se entregan. El equipo del señor fiscal que ha sido designado en mi reemplazo viene verificando todos los días todas las carpetas fiscales y demás acervo documentario que, por cierto, es sumamente abundante. Al final de cada jornada, en horas de la noche, se suscribe un acta de verificación de los avances de la revisión del acervo que es un documento oficial que da cuenta del proceso. Cuando culmine la verificación, se levantará un acta final.

8. Finalmente, ruego a las autoridades del Ministerio Público mesura y prudencia en esta hora difícil por la que atraviesan las instituciones del sistema de impartición de justicia, así como también respeto a las personas y a sus familias, por más humildes que éstas sean. A mi familia, a mis hijas, a mi esposa, a mi madre, a mis hermanos y a mis amigos, les reitero que nuestros apellidos y nuestro honor seguirán siendo nuestro más valioso patrimonio.