Exasesora revela que Chávarry quiso entrar por ventana de oficina lacrada

La mañana del pasado 5 de enero, el entonces fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, citó a su personal de confianza a la sede del Ministerio Público de la avenida Abancay. Fue una convocatoria inusual, pues era sábado. ¿Cuál había sido el motivo de esa citación? Un informe de Perú 21 nos da luces sobre el tema.

Lea también: Dictan prisión preventiva contra agresor que incumplió medida de protección a favor de su expareja

Antecedentes

Recordemos que días antes, se había intentando realizar la audiencia de allanamiento de las oficinas de su asesor Juan Manuel Duarte, en el piso 9 del Ministerio Público. Sin embargo, debido a una confusión sobre la numeración de la oficina, no pudo ingresar al recinto correcto, por lo que el fiscal optó por lacrar la oficina hasta lograr la autorización judicial.

La intención del fiscal José Domingo Pérez con esa diligencia era incautar documentos que confirmaran el vínculo que existía entre Pedro Chávarry y Fuerza Popular, agrupación política que es investigada por el Equipo Especial del caso Lava Jato. La hipótesis fiscal era que ese partido “había capturado” al Ministerio Público para evitar a la justicia.

La noche del viernes 4 de enero, la asesora Rosa María Venegas recibió la llamada telefónica del secretario general de la Fiscalía, Aldo León, quien le había consultado si estaba enterada de la intervención que encabezó el fiscal José Domingo Pérez. Ella contestó que sí, pero no fue advertida de lo que sucedería al día siguiente.

Lea también: ¿Es proporcional la clausura temporal del aeropuerto Jorge Chávez por caso de discriminación? Hablan los expertos

Ya el sábado, los convocados acudieron al edificio, como lo había ordenado Pedro Chávarry. Ese día, el exfiscal de la Nación les indicó el propósito de aquella reunión: ingresar a las oficinas lacradas para retirar documentación que lo comprometían de manera directa.

Esto fue lo que contó Rosa María Venegas, de acuerdo con Perú 21. Primero declaró ante el área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales de la Fiscalía de la Nación y luego ante el fiscal anticorrupción Reynaldo Abia.

Lea también: Análisis jurídico sobre la sedación en el Perú

Según se supo, en estos interrogatorios, Rosa Venegas ya no mostraba esa actitud segura y confiada que exhibió ante la prensa cuando aseguraba que había ingresado a las oficinas para retirar “cosas íntimas”.

De hecho, al borde de las lágrimas les dijo a los fiscales que colaboraría con las respectivas investigaciones.

Lea también: Jurisprudencia relevante y actualizada del delito de homicidio

También contó que Pedro Chávarry le pidió que ingresara a la oficina de Duarte, aunque ella le replicó que lo hiciera él mismo. El ahora fiscal supremo le manifestó que no podía hacerlo para evitar los comentarios en los medios de comunicación.

Venegas también reveló que Manuel Duarte la llamó por teléfono en ese instante y le dijo: “Sácate todo lo que puedas”. Duarte no se encontraba en el lugar, pero, según narró la investigada, estaba enterado de lo que se planeaba hacer.

Lea también: Félix Moreno ofrecería cinco veces más que el Estado para no ser capturado

Cuando Perú 21 le consultó sobre esta revelación, Duarte lo negó. “Yo no estaba presente, no sabía nada de lo que estaba pasando”, se excusó. Rechazó también que haya hecho alguna llamada telefónica a Venegas.

Según este testimonio, se colige que la presencia de Chávarry en el piso 9 no fue solo “una coincidencia”, como adujo, sino una maniobra orquestada por él mismo.

Lea también: ¿Qué pasó realmente con la hermana de Fernando Zevallos durante la lectura de sentencia?

Chávarry quiso entrar por la ventana

El exfiscal de la Nación Pedro Chávarry intentó ingresar por la ventana a la oficina del Ministerio Público que había sido lacrada por el fiscal José Domingo Pérez, según informó el diario Perú 21.

De acuerdo con este medio, Según la propia Rosa María Venegas, exasesora de Pedro Chávarry, la desesperación por retirar los documentos que complicarían su situación jurídica del extitular del Ministerio Público lo llevó a evaluar ingresar por la ventana a la oficina lacrada.
Ya para el 5 de enero pasado, Pedro Chávarry y algunos funcionarios del Ministerio Público de su confianza, entre ellos el entonces secretario general Aldo León Patiño, analizaban cómo irrumpir en la oficina lacrada.
Fue en ese diálogo, según cuenta Venegas, que se propuso la opción de entrar por la ventana. Esto no prosperó, pues León Patiño advirtió el riesgo que correría la persona designada para esa tarea ya que estaban en el noveno piso de la sede del Ministerio Público y podría producirse una caída fatal.
“El fiscal de la Nación coordinaba con Aldo León la manera de buscar otro ingreso a la oficina de Juan Manuel Duarte; le explicó León (a Chávarry) que se había probado entre oficinas y que era imposible el acceso, preguntaron de qué otra forma y le indicó (León) que a través de las ventanas era poco probable porque se arriesgaría la vida de la persona que quisiera ingresar”, declaró Venegas.