Empresas pueden usar cámaras de videovigilancia sin permiso de trabajadores

La Dirección General de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales opinó de manera formal que las empresas pueden utilizar la videovigilancia como una forma de control laboral, sin requerir el consentimiento de sus trabajadores. Esta opinión la documentó en la Opinión consultiva N° 49 – 2018 – JUS – DGTAIPD.

Lea también: «Para que diga» | Entrevista al profesor Carlos Ramos Núñez | Episodio 1

Esta entidad que está adscrita al Ministerio de Justicia, encargada de la protección de los datos personales, también detalló que los empleadores están facultados a realizar controles y tomar medidas de vigilancia de sus trabajadores sin su consentimiento. Entre estas medidas se incluyen la captación y/o tratamiento de imágenes a través de un sistema de videovigilancia.

Es por eso que los empleadores no requieren de un consentimiento previo y expreso del titular de los datos personales (el trabajador), ya que se encuentra en el marco de la ejecución de una relación contractual, en donde pueden tratar los datos personales de sus trabajadores para fines laborales, sin el consentimiento de los mismos.

Lea también: La tercerización en la actividad administrativa. Comentario a las reformas del procedimiento administrativo general por el D.L. 1452

Cabe mencionar que antes las empresas se cuidaban en colocar en los contratos de trabajo y reglamentos internos, la autorización expresa de los trabajadores para el tratamiento de los datos personales, o requerían el consentimiento expreso y formal de los trabajadores o del sindicato de la empresa.

Ahora la empresa solo deberá informar el procedimiento o la finalidad de la vigilancia que se ejecuta mediante cámaras de videovigilancia. Esta información debe difundirla a través de un comunicado.

Lea también: [VÍDEO] ¿Realmente se requiere sentencia firme para levantar la inmunidad a Edwin Donayre? | Luciano López Flores

Es por eso que resaltó que aun cuando no es exigible la autorización expresa del trabajador, sí es fundamental informarles o al sindicato, la existencia del sistema de control o vigilancia. También se dijo que todo control de los trabajadores estará sujeto al límite de no afectar los derechos de intimidad: no se deben colocar cámaras en baños, duchas y similares.