Lea la disposición que archivó denuncia contra San Martín: «Cuando el diálogo telefónico se produjo ya se había emitido sentencia»

El Ministerio Público archivó las diligencias preliminares seguidas al juez supremo César San Martín, a quien la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, investigaba por el audio que registró una conversación que sostuvo el juez supremo con Walter Ríos Montalvo, cuando era presidente de la Corte Superior del Callao, hoy procesado como integrante de la supuesta organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

Lea también: #LoÚltimo | Trabajadores del Poder Judicial anuncian paro nacional de 24 horas

La fiscal de la Nación concluyó en su disposición de archivo, de fecha 11 de julio de 2019, que los hechos no configuran delitos de patrocinio ilegal ni de tráfico de influencias: «No procede formalizar y continuar con la investigación preparatoria contra César Eugenio San Martín Castro por la presunta comisión de los delitos de patrocinio ilegal y tráfico de influencias en agravio del Estado; debiendo por consiguiente, archivarse lo actuado».

Lea también: Profesor corrige errores ortográficos y de sintaxis del comunicado de un grupo de constitucionalistas

La disposición de archivo

Compartimos parte esencial de la disposición de archivo:

15. En ese sentido, se aprecia que el motivo de la llamada telefónica objeto de análisis, fue sobre el trámite del proceso de interdicción -pretensión cuya naturaleza es tutelar- y en donde el investigado César Eugenio San Martín Castro tenía la condición procesal de codemandado. Cuando el diálogo telefónico se produjo ya se había emitido sentencia la misma que había sido aprobada por la Sala Superior -luego de haber transcurrido más de siete meses desde su interposición-. Incluso el proceso de absolución de la consulta tardó más de lo previsto en la norma, al advertirse que uno de los codemandados -César San Martín Castro- no había sido notificado mediante cédula. No estaba el proceso pendiente de la emisión de una decisión jurisdiccional, lo que faltaba era la remisión de los partes para la inscripción de la sentencia confirmada por la Sala Superior en los Registros Públicos y la Reniec al haberse declarado la interdicción civil por incapacidad absoluta de Ana María San Martín Castro, conforme a lo dispuesto por el ordenamiento civil, como parte del procedimiento regular que correspondía efectuar en este tipo de procesos, por eso se escucha al investigado decir:

  • César San Martin: Hola, ¿cómo estás hermano? Te llamo del tema de mi hermana como sabrás que ya se confirmó la resolución que declaran la interdicción, ya en el Cuarto Juzgado de Familia.
  • Walter: Correcto.
  • César San Martín: y hasta ahora no se remite la comunicación a SUNARP y RENIEC para la inscripción.

No se observa que se buscó interferir ilícitamente en la toma de decisiones, para influir en la juez a cargo del proceso de interdicción y que en el trámite favorezca al investigado César Eugenio San Martín Castro. Después de dos meses de efectuada la comunicación, el 14 de mayo de 2018 se dispuso que se envíen los partes a la Sunarp para la inscripción de la sentencia de interdicción y del nombramiento del curador, lo que se efectuó el 30 de mayo de 2018. Así, el proceso duró más de un año a pesar de lo breve de su trámite.

No se advierte durante el desarrollo del acto comunicativo analizado, el ofrecimiento del investigado para que se interceda ante la funcionaría a cargo del caso a cambio de un beneficio, tampoco su interlocutor Walter Ríos Montalvo lo solicita. Se aprecia por tanto, la ausencia de empleo de medios corruptores, el uso de éstos es lo que torna precisamente la conducta en ilícita y justifica su criminalización. Durante el diálogo telefónico entre el investigado César Eugenio San Martín Castro y Walter Ríos Montalvo, no se constata que el primero de los mencionados ofrezca algún donativo o promesa, ni entrega de dinero, beneficios o ventajas presentes o futuras a cambio que Walter Ríos Montalvo se comunique con la juez a cargo del proceso de interdicción, no se advierte tampoco en este último la concurrencia de las modalidades delictivas recibir, hacer dar o hacer prometer que el tipo penal contempla para su tipificación. Durante el diálogo se escucha lo siguiente:

  • César San Martin: Ya pues, ya el escrito está presentado hace dos semanas, desde que se levantó ya, bueno desde que se superó las vacaciones y te pido eso pues, dile a la jueza
  • Walter Ríos: Ya, no hay problema doctor.
  • César San Martin: Que me escuche, hermano.
  • Walter Ríos: Al toque, al toque.

Para descargar en PDF clic aquí.