[VÍDEO] ¿Se puede discutir tipicidad y antijuricidad en audiencia de prisión preventiva?

Durante una conferencia sobre prisión preventiva, promovida por la Escuela de Formación de Auxiliares Jurisdiccionales y Administrativos, el reconocido abogado penalista Gonzalo del Río y el magistrado Francisco Celis Mendoza cuestionaron que en audiencia de prisión preventiva no se le permita discutir la antijuricidad o tipicidad del delito imputado.

Lea también: ¿Es posible discutir tipicidad del hecho en una audiencia de prisión preventiva? Análisis a propósito del caso Walter Ríos

Fiel a su estilo, el magistrado superior señaló: ¿No han leído lo que dice el artículo 268 del Código Procesal Penal (sobre prisión preventiva)? que dice, deben existir fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión del delito que vincule al imputado como autor o participe de mismo”.

Lea también: Curso especializado en teoría del delito y litigación oral (virtual o presencial). Inicio 6 de agosto

Celis Mendoza señaló que al referir el primer presupuesto de la prisión preventiva a los elementos que vinculan al imputado con el presunto delito, es necesario que la discusión sobre la tipicidad sea admitido en audiencia de prisión preventiva, ya que un delito es un hecho típico, antijurídico y culpable.

“(…) cuando hacemos una lectura del articulo 268, nos ceñimos a lo que señala en el primer subpresupuesto dice: que existan fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión del delito que vincule al imputado como autor o participe de mismo. Y de pronto surgen los cuestionamientos si se debe o no sentar base sobre la imputación del hecho punible. ¿Qué ha pasado? ¿No están leyendo lo que dice expresamente para estimar razonablemente la comisión de un delito?, y un  delito no es hecho típico antijurídico y culpable.

Lea también: [VÍDEO] El papel de la dogmática y la teoría del delito en la litigación oral, por José Caro John

Es por eso que se cuestiona con escepticismo de dónde emerge el cuestionamiento que una audiencia de prisión preventiva no es escenario para discutir la tipicidad del delito imputado o el otro cuestionamiento que asegura que no debe discutirse una causa de justificación o exculpación.

“(…) Entonces de dónde aparece el cuestionamiento si se debe o no sentar las bases de la imputación, de donde aparece el cuestionamiento de que se debe o no discutir tipicidad o el cuestionamiento para señalar que eventualmente no debe discutirse una causa de justificación o de exculpación. Porque estamos leyendo y dice: razonablemente la comisión de un delito, y un delito es un hecho, la importación de un hecho punible (…). De pronto conviene la incorporación de elementos de convicción como una suerte de discusión en rueda libre sin vincularlo con las proposiciones fácticas de la imputación y pues, en medio de la confusión las consecuencias son siempre prejudiciales para el imputado (…) sin esas proposiciones fácticas que configuran el hecho delictivo, los elementos de convicción no tendrían ningún sentido”.

Lea también: Tipicidad y prisión preventiva. ¿Sí o no? Las «idas» y «vueltas» de la Corte Suprema. Casos Edwin Oviedo y Walter Ríos

A su turno, el destacado penalista Gonzalo del Río señaló que discutir la imposibilidad de discutir las causas de justificación en una barbaridad. El penalista no concibe cómo a alguien se le pueda ocurrir que evaluar la presunta comisión de un delito no incluya analizar las causales de antijuricidad o tipicidad.

Sobre esto opinó: “entonces qué diablos hacemos debatiendo, démoslo por sentado por el solo hecho que el fiscal esté sentado al frente diciendo que he cometido un delito, que lo he cometido, porque resulta que no puedo discutir lo que esta diciendo”.

Lea también: [VÍDEO] Litigación oral en la audiencia de requerimiento de prisión preventiva, por Iván Pedro Guevara Vásquez

Es más, el penalista también aseguró que ese tipo de decisiones dañan el sistema, incluso para aquellos “que creen que todos deben ir a prisión”, ya que el sistema se vuelve inútil.

Finalmente, comparó el actual Código Procesal Penal (CPP) con la antigua ley criminal española. Precisó que esta ley señalaba que la probabilidad de una causa de justificación es razón suficiente y necesaria para no dictar la prisión preventiva.

Lea también: [VÍDEO] Litigación oral en el sistema acusatorio, por José Antonio Neyra Flores

(…) discutir o la imposibilidad de discutir las causas de justificación en audiencia de prisión preventiva es una barbaridad que quiero saber a quién se le ha ocurrido. Es decir, a quién se le ocurre que la evaluación de las altas probabilidades de condena de la comisión de un delito no incluyen las causales vinculadas a la antijuridicidad o la tipicidad. Es decir, entonces qué diablos hacemos debatiendo, démoslo por sentado por el solo hecho que el fiscal este sentado al frente diciendo que he cometido un delito, que lo he cometido, porque resulta que no puedo discutir lo que esta diciendo. Entonces para que armas un debate, a quien se le ocurrió eso y para qué se le ocurrió eso. Eso daña el sistema, daña el sistema incluso para aquellos que creen que todos deben ir a prisión, porque el sistema se vuelve inútil. Y eso leía en la ley criminal que nos gusta subestimar tanto porque es antigua, cuando esta ley criminal española señala expresamente en su regulación que las causas de justificación , la probabilidad de una causa de justificación es razón suficiente y necesaria para no dictar la prisión preventiva (…).