Descargue en PDF el «Manual de medicina legal para juristas»

La Medicina Forense se encuentra en un momento de especial desarrollo, producto de la mayor demanda de peritajes por parte de los juristas, formando parte integrante de las pruebas de gran número de procesos judiciales, especialmente en el ámbito jurisdiccional penal.

La prueba pericial forense, objetiva, con fundamentos científicos rigurosos, y como complemento de la prueba testifical, facilita el desarrollo de procesos judiciales eficaces, eficientes y justos.

Por ello, la idea de editar este Manual de Medicina Forense en República Dominicana para que forme parte del material didáctico de la Escuela Nacional del Ministerio Público y del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), surge como resultado de un amplio conjunto de actividades llevadas a cabo con la Procuraduría General de la República, concretamente el desarrollo de las Ciencias Forenses, y específicamente de la Medicina Legal, en el marco del Proyecto de Mejora de la Eficacia de la Investigación Criminal. Iniciativa suscrita entre la Procuraduría General de la República y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que tiene como finalidad mejorar la respuesta institucional a la violencia y el delito, fortaleciendo las capacidades de los operadores de seguridad del sistema penal. Tratando de garantizar una coordinación más efectiva en el trabajo que desempeñan los fiscales y la policía para conducir las investigaciones criminales.

Las posibilidades de mejora y ampliación de la capacitación de Fiscales en materia extrajudicial de Medicina Forense conducen a la programación de una formación en éste área especializada, en el periodo de formación continuada.

Así es como se fue planteando la necesidad de potenciar los conocimientos de los Fiscales con el fin de que conozcan realmente cuales son las posibilidades de esta Ciencia cuya misión es resolver las cuestiones de índole científica médica y biológica que se plantean en las diferentes fases de los procesos judiciales, tanto en la Fase de Instrucción como en la de Juicio Oral. Se entiende, que no se trata de que los Fiscales aprendan Medicina Forense, ya que su aplicación corresponde a los Médicos en esa función, sino que se trata de que conozcan las posibilidades que les puede ofrecer la Medicina Forense en sus diferentes vertientes con el fin de que puedan solicitar los informes periciales con un enfoque más directo al objeto de la pericia y valorar lo que esta ciencia puede ofrecerles.

Este Manual contiene los aspectos más relevantes del programa del que consta el Diplomado para Juristas en Medicina Legal y Forense, así como del Curso de Formación en Medicina Legal y Forense dirigido a los Médicos Forenses del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), impartidos en la Escuela Nacional del Ministerio Público con el apoyo de la Cooperación Española.

El aprendizaje de Juristas en materia de Medicina Forense debe seguir un equilibrio, que obliga al desarrollo del conocimiento científico y a la interpretación de resultados, trasladando el saber científico al conocimiento del jurista, obligando a conocer los límites de actuación de unos profesionales y el inicio de la actuación de otros, debiendo conocer el perito Médico Forense cuál es su ámbito de actuación, pero también aquellos espacios que no le corresponden para que sus pronunciamientos científicos basados en pruebas objetivas no queden invalidados. De la misma manera, Fiscales y Jueces deben conocer el alcance de las ciencias forenses en toda su amplitud, lo que la investigación forense les puede llegar a aportar y de esa manera solicitar las pruebas que se consideren oportunas al caso, o las consultas necesarias sobre la orientación adecuada a las solicitudes de prueba  más convenientes al hecho concreto, provocando así el flujo de comunicación necesario entre el jurista y el Médico Forense en beneficio de los resultados más idóneos sobre los hechos criminales en los que se requiera la prueba.

La Medicina Forense es una especialidad médica en la que los conocimientos científicos se ponen al servicio de la Administración de Justicia, es por ello que su desarrollo en la práctica, depende en gran medida de la demanda que Fiscales y Jueces hacen de las pruebas periciales, y sus exigencias de respuesta conforme a criterios objetivos y científicos.

De esta manera, es posible que aun teniendo adecuados Servicios Médico Forenses, medios materiales e instrumentales, y profesionales especialistas bien formados, no se obtengan resultados idóneos al no aprovecharse adecuadamente esos recursos, ya que quien propone las pruebas son los juristas.

El desarrollo de la Medicina Forense en República Dominicana, depende de los profesionales médicos especialistas en Medicina Legal, del desarrollo de medios materiales, instrumentales, y de la más adecuada demanda tanto cuantitativa como cualitativa de pruebas científico-médico periciales que soliciten los Fiscales en el ejercicio de sus funciones, lo que va a depender en gran medida de sus conocimientos adquiridos que les permita saber en cada caso lo que la prueba pericial les puede aportar y así saber qué es lo que pueden solicitar.

La elaboración de este Manual de Medicina Forense presenta una excelente oportunidad de poder sistematizar y compilar en un mismo texto diferentes subespecialidades y temáticas, lo que tiene una importante incidencia para el aprendizaje y como documento de consulta para Médicos Forenses, Fiscales y Jueces. En definitiva, un aporte a los distintos operadores del sistema de justicia penal dominicano.

El material didáctico, por tanto, pretende ser un complemento de la formación impartida, y una herramienta fundamental no solamente durante el periodo de formación sino posteriormente como Manual de consulta.

La materialización de los conocimientos de investigación hacia resultados óptimos, pasa necesariamente por la coordinación de los diferentes actores que intervienen en la investigación. Estamos seguros de que este Manual facilitará la comprensión, conocimiento y fluidez en la necesaria intercomunicación entre Forenses y Juristas.

Lic. Francisco Domínguez Brito
Procurador General de la República

Carlos Cano Corcuera
Coordinador General de la Cooperación Española

Juan Manuel Cartagena
Médico Forense

Para descargar en PDF clic aquí.