Declaran infundada casación de Heriberto Benítez por caso La Centralita

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema rechazó la casación presentada por defensa de los excongresistas Heriberto Benítez y Víctor Crisólogo para declarar prescrito proceso por delito de violencia contra la autoridad en allanamiento fiscal al local conocido como “La Centralita”.

Lea también: Conferencia «El futuro del periodismo en el mundo de la revolución digital», por Carlos Di Franco

De acuerdo con las investigaciones del fiscal Elmer Chirre, Benítez y Crisólogo, exlegisladores por Solidaridad Nacional y Perú Posible, respectivamente, entre el 2011 y 2016, son acusados por asociación ilícita, lavado de activos entre otros. Sin embargo, en la fundamentación de la casación que fue resuelta hoy, solo pedían el archivo de sus casos por el delito de violencia contra la autoridad.

Sin embargo, la jueza suprema Zavina Chávez, quien leyó la resolución esta mañana, sostuvo que el recurso no debía proceder porque desde que transcurrieron los hechos que se dieron en julio de 2011, hasta la fecha, han transcurrido poco más de 2 años y 10 meses. Plazo anterior a los 3 años que exige la ley para que el delito prescriba.

Lea también: Medios de prensa tendrían que indicar precio de publicidad estatal en comerciales

Lo que mencionó entonces la magistrada fue que el cálculo se hizo en relación a dos acontecimientos que “suspendieron” el periodo que, según la defensa, se cumplió en agosto del 2016, y que en cambio transcurrieron 5 años y un mes desde que ocurrió presuntamente el ilícito.

Uno de ellos atendía a su inmunidad parlamentaria, en la que ellos no podían ser investigados ni tener ninguna acción penal en contra.

Lea también: [VÍDEO] Bases del derecho procesal penal. Bien explicado por César San Martín

Además, apenas 20 días después de que se abriera la investigación contra los acusados de La Centralita, ambos fueron proclamados congresistas, lo que interrumpió el plazo de prescripción, siguiendo los Acuerdos Plenarios 01-2010 y 03-2012. Estos dos razones, a juicio de la magistrada, motivaron la decisión de la Sala.