Conozca al estudiante de derecho que inició la denuncia contra Keiko Fujimori y Fuerza Popular

Junto a un abogado amigo, Apaza presentó la denuncia de 18 páginas el 13 de octubre del 2015

La edición del semanario Hildebrandt en sus trece del 26 de octubre incluyó una nota titulada «Todo empezó con este hombre», donde se relata la historia de David Apaza Enríquez, bachiller en derecho, quien fuera la persona que realizó la denuncia original contra Keiko Fujimori y Fuerza 2011 cuando aún era estudiante de Derecho en la Universidad José Carlos Mariátegui. Aquella denuncia también era el fundamento de su tesis: «Financiamientos de campaña, caso Fuerza 2011».

Lea también: Rechazan recusación de jueces que anularon detención preliminar de Keiko Fujimori

Apaza señala que, a mediados del 2015, empezó a investigar a fondo el tema, encontrando serios desbalances en las cuentas del partido liderado por Keiko Fujimori. Por ejemplo, en el caso de los múltiples mítines realizados por Fuerza 2011 sin información de gastos observados por la ONPE, muchos de ellos realizados en zonas controladas por el narcotráfico. Apaza advirtió que ni el dinero para estos eventos ni los fondos para los viajes salieron de la tesorería del partido.

«Junto a un grupo de amigos de mi colectivo de estudiantes tabulamos toda la información y encontramos a aportantes que habían dado dinero más de una vez en un solo día», declaró Apaza al semanario, respecto a los aportantes falsos de la campaña del 2011, leitmotiv del caso que llevó a Keiko Fujimori a ser enviada a una prisión preventiva de 36 meses. «También detectamos a jóvenes entre 22 y 23 años que figuraban como aportantes de fuertes sumas de dinero. Todo eso era muy sospechoso», complementaría.

Lea también: Keiko Fujimori envía carta desde la prisión: «Mantengo la fe que se respete el debido proceso»

El bachiller además aclaró que siempre se trató de un trabajo en equipo, pero que en la denuncia presentada a la fiscalía solo se consigna su nombre. Esto porque los compañeros de su colectivo se negaron a colocarlo por temor a posibles represalias. Dicha denuncia se concretó, finalmente, después de dos meses de recopilar información. Junto a un abogado amigo, Apaza presentó la denuncia de 18 páginas el 13 de octubre del 2015. El caso estuvo en las manos de la fiscal María del Pilar Peralta hasta septiembre del 2017.

Posteriormente, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, decidiría que el caso pase al despacho del fiscal José Domingo Pérez y lo demás es historia conocida. Desde jóvenes hasta personas con deudas en Infocorp, la lista de aportantes sorprendieron al joven arequipeño: «¿Si debe plata, cómo va aportar para una campaña?». Asimismo, en los denominados ‘mítines espóntáneos’, extrañaba la gran recaudación: «acerca de los mítines espontáneos […] había montos, cantidades, que sumaban 50 mil o 100 mil por cada mitin».

Lea también: De Kant a Quiroz: los autores citados en la audiencia de Keiko Fujimori

El fujimorismo se limitaba a responder que «el partido solo se encargaba del traslado y seguridad de la candidata». El financiamiento eran atribuidos, como se sabe, a cócteles, rifas y a la «buena voluntad de los simpatizantes fujimoristas». Además, recuerdan la militancia de Apaza en el Partido Nacionalista cerca de diez años (con fallida postulación al Congreso incluida).

El bachiller también ha manifestado que teme por su vida. Ve muy sospechoso que, una semana después de haber presentado la denuncia, un homónimo suyo falleciera en un accidente de moto en El Pedregal (Arequipa), ciudad donde él también vive.