Condenan a tres años de cárcel a vigilante que tocó parte íntima de adolescente

Sujeto acosaba constantemente a la menor antes de ser denunciado. Intentó incluso ingresar a su vivienda aprovechando que no se encontraba su madre.

Un sujeto quien se desempeñaba como vigilante en la Segunda Etapa de la Urbanización Buenos Aires en el distrito de Nuevo Chimbote fue condenado a tres años de cárcel efectiva por el juez a cargo del Cuarto Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia del Santa al ser hallado responsable del delito de actos contra el pudor (artículo 176 CP) en agravio de una adolescente de 17 años de edad.

Lea también: ¿Puede un juez desestimar una tutela de derechos por imputación insuficiente pese a aceptar que la imputación fáctica es de difícil comprensión?

Los hechos se suscitaron al promediar las 11:30 p.m. del 13 de noviembre del 2015, cuando la adolescente se disponía a ingresar a su vivienda, luego de haber estado en la casa de una amiga realizando un trabajo del colegio. Al percatarse que no había nadie en su vivienda, se acercó al vigilante, Hesban Ricardo Gastañadui Barreto, a fin de consultarle si su madre había llegado, refiriéndole este que no se había percatado.

Lea también: Violación de menor: Irrelevancia del «consentimiento» de niña de 11 años para tener relaciones [R.N. 2321-2014, Huánuco]

Tras la respuesta, la menor retornó a su vivienda con la finalidad de ingresar, instantes en los que siente una palmada en su parte intima, percatándose que se trataba del hoy condenado, ante lo cual le reclama y este la empuja hacia el interior intentando besarla y tocarla, logrando la menor, luego de forcejear, echarlo de su vivienda y cerrar la puerta, para posteriormente contarle lo ocurrido a su madre, quien formuló la denuncia en la Comisaría de Buenos Aires.

Lea también: Hacer falsas promesas al sujeto pasivo para que acepte el acceso carnal no constituye delito de seducción (jurisprudencia vinculante) [R.N. 2321-2014, Huánuco] 

Estos elementos de convicción y el relato de la adolescente, quien refirió que el sujeto la venía acosando constantemente, e incluso un día antes la intentó abrazar y besar, fueron determinantes para que el juez Juan Gabriel Pedreros Vega lo condenara a tres años de pena privativa de la libertad efectiva, y dispuso su inmediata ubicación y captura a fin de ser internado en el Penal de Cambio Puente.

Fuente: Corte Superior de Justicia del Santa

Click sobre la imagen para más información.