Haberle propinado una puñete en la cara a su conviviente, fue motivo para que el Tercer Juzgado Penal Unipersonal decidiera condenar a un año de prisión, suspendido en su ejecución por el mismo periodo bajo reglas de conducta, a Marcos Germán Haro Villanueva 29). El delito imputado es el de lesiones leves por violencia familiar.

Haro Villanueva fue denunciado por su pareja de iniciales O.L.G. (35), por haberla agredido el 13 de agosto de 2017, al interior de su vivienda en el asentamiento humano Laderas del Sur. Según la víctima, el agresor la ahorcó y le dio un puñetazo en la cara, luego que le preguntara respecto a una presunta infidelidad.

La asustada mujer tuvo que huir de la casa junto a su menor hija de 3 años, para evitar que la agresión continuara. Por este motivo, el Juzgado Mixto de Nuevo Chimbote le otorgó medidas de protección, disponiendo el alejamiento de Haro Villanueva de la vivienda familiar y la prohibición de acercarse a 300 metros.

En su defensa, Marcos Haro señaló que fue su conviviente la que lo atacó con una cuchara de palo y que él solo atinó a defenderse para no ser agredido, pero negó haberla golpeado.

Tras analizar el caso, la magistrada Lis Reto De Los Ríos, dispuso un año de pena privativa de la libertad suspendido por el mismo periodo, tiempo en el cual el sentenciado deberá guardar reglas de conducta y pagar dentro de 3 semanas la suma de 100 soles por concepto de reparación civil.

Si Marcos Haro incumple lo ordenado por el Juzgado, la pena se hará efectiva con internamiento en el penal de Cambio Puente.

Además, la jueza dispuso que las medidas de protección en favor de la denunciante se mantengan.

Corte Superior de Justicia del Santa Chimbote