[VÍDEO] La «coma criminal», por Jesús Raymundo

El profesor Jesús Raymundo, conocido como Doctor Tilde y autor del libro La redacción no se improvisa, se pronunció sobre el uso indiscriminado de la coma. Un error que en el mundo académico es muy recurrente.

Raymundo explicó cuán grave es incorporar en los textos jurídicos la «coma criminal», signo de puntuación utilizado entre el sujeto y el verbo. «Tenemos que comprender que de hacerlo interrumpiríamos la fluidez de la oración. Algo que podría generar confusiones», aseguró el profesor.

Ejemplo:

  • Luego de ser entrevistado, el imputado, se retiró de la sala.

En este caso la coma criminal está pintada de color rojo. Esa coma interrumpe la fluidez natural que debería tener la oración «el imputado (sujeto) se retiró (verbo) de la sala». La frase debería escribirse así:

  • Luego de ser entrevistado, el imputado se retiró de la sala.

Pongamos otro ejemplo:

  • A penas llegó a la cocina, Juan, preparó sus alimentos. [incorrecto]
  • A penas llegó a la cocina, Juan preparó sus alimentos. [correcto]

El profesor recalcó que no se debe escribir coma antes del verbo. Sin embargo, aclaró que se puede usar este signo cuando el redactor incluya un inciso en su oración, símbolo que expresa conceptos separados en cláusulas breves y sueltas.

Ejemplo:

  • Luego de ser entrevistado, el imputado, que tiene antecedentes por robo, se retiró de la sala.

En este caso el inciso es la información adicional (que tiene antecedentes por robo) que se añade a la oración. En el ejemplo, la coma de color rojo está bien colocada.