El no haber cumplido con el pago de la reparación civil, pese a que se acogieron a la figura de conclusión anticipada, les costará cuatro años de pena privativa de la libertad efectiva al exalcalde de la Municipalidad Provincial del Santa, Luis Humberto Arroyo Rojas (63) y a dos exfuncionarios de la Subregión Pacífico, luego que los jueces que integran la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa confirmaran la revocatoria de pena suspendida y a efectividad por el delito contra la administración pública en la modalidad de peculado doloso en agravio del Estado.

Lea también: ¿Falta de temperamento del abogado de Fuerza Popular frente al fiscal José Domingo Pérez?

Los hechos de este proceso datan del año 2009, cuando Luis Arroyo Rojas, quien hoy es investigado por el Caso La Centralita, se desempeñaba como gerente de la Subregión Pacífico bajo la confianza del recluido expresidente del Gobierno Regional de Áncash, César Álvarez Aguilar. Para lograr apropiarse del dinero institucional de manera indebida, emitieron directivas que sirvieron para autorizar pagos por conceptos de movilidad hacía 39 servidores, en los cuales se involucraron el exgerente de Administración y Recursos, Luis Andrés Caipo Paredes (60) y el Gerente de Planificación y Presupuesto, Jorge Meléndez Eduardo Iberico (65).

Lea también: Si al abogado se le reclama temperamento, del juez se espera moderación

Tras evaluar todos los fundamentos jurídicos y ante la aceptación de cargos, el juez Efer Díaz Uriarte del Segundo Juzgado Penal Unipersonal decidió condenarlos a pena suspendida, ordenando cumplan con pagar la reparación civil según el cronograma establecido en la sentencia, debiendo cancelar los S/180 mil soles de los que se apropiaron de manera solidaria. Sin embargo en la audiencia ante el juez del Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción, Jorge Chávez Tamariz, pretendieron que se les acepte como pago una camioneta que este órgano jurisdiccional había embargado, pese a que dicha recuperación se efectuó tras determinarse la mala fe existente en el traspaso de este bien hacia otros tres propietarios y no porque los sentenciados hayan intentado cancelar el pago.

Lea también: ¿Falta de temperamento del abogado de Fuerza Popular frente al fiscal José Domingo Pérez?

Fue por estas consideraciones que los jueces superiores Daniel Vásquez Cárdenas, Mardelí Carrasco Rosas y Raúl Justiniano Romero decidieron confirmar la revocatoria de pena de cuatro años y ocho meses con carácter suspendida, disponiendo se convierta en efectiva, por lo que Luis Arroyo permanecerá recluido en el establecimiento penal Piedras Gordas de Lima, mientras que sus otros dos cómplices permanecerán en el penal Cambio Puente de Chimbote.

Chimbote, 16 de octubre del 2018
Oficina de Imagen Institucional – Prensa
Corte Superior de Justicia del Santa