Ávalos ratifica a Pablo Sánchez en caso Cuellos Blancos: «Advierto que se pretendería anular todo lo actuado en carpetas fiscales»

A través de un pronunciamiento público, la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos dijo que la Junta de Fiscales Supremos no tiene atribuciones para determinar la competencia de los fiscales, ni para reducir las facultades de su despacho para delegar sus facultades de investigación.

En ese sentido respaldó y “ratificó” la competencia del fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde, para que por delegación de facultades, continúe investigando los vínculos de jueces y fiscales supremos con la supuesta red de los “Cuellos Blancos del Puerto”.

“Quiero enfatizar que como presidenta de la Junta de Fiscales Supremos, nunca puse en agenda el pedido del fiscal Tomás Gálvez para apartar al doctor Pablo Sánchez de las investigaciones […] Advierto con suma preocupación que lo que se estaría pretendiendo es la nulidad de todo lo actuado en más de 20 carpetas fiscales”, opinó un tanto mortificada.

Tal como se recuerda, la Junta de Fiscales Supremos se reunió el último martes. En aquella sesión, los fiscales supremos Tomás Gálvez, Pedro Chávarry y Víctor Rodríguez Monteza manifestaron su posición -por mayoría- para que su homólogo Pablo Sánchez sea apartado de la investigación del Caso Los Cuellos Blancos del Puerto. Según se supo, Ávalos y Sánchez se mostraron en contra de dicho planteamiento.

Pronunciamiento del fiscal Tomas Aladino Gálvez Villegas

El fiscal Tomás Aladino Gálvez sostiene que la única autoridad competente para investigar a fiscales supremos y demás funcionarios con prerrogativa de antejuicio, conforme a la Ley N° 27399, es el fiscal de la Nación. De manera que la investigación iniciada por el fiscal Pablo Sánchez es nula y configura delito de usurpación de funciones.

“(…) lo único que la Junta de Fiscales Supremos ha hecho es precisar que la única autoridad que puede investigar a fiscales supremos y demás funcionarios con prerrogativa de antejuicio, conforme a la Ley N° 27399, es  el Fiscal de la Nación, no otro fiscal. Por tanto, la investigación iniciada por Pablo Sánchez es nula y configura delito de usurpación de funciones. Entonces lo único que se ha hecho es evitar que se consume un hecho nulo e ilícito. Y por cierto, las actuaciones del fiscal referido son nulas y sin ningún efecto. Más aún, las actuaciones de dicho fiscal configuraban una persecución política en el marco de un plan urdido por cierto sector oenegero de tomar las instituciones de la administración de justicia (…)”

Antecedentes

Sucede que Tomás Aladino Gálvez solicitó en anteriores sesiones de la Junta de Fiscales Supremos debatir un recurso de nulidad que había planteado contra la Resolución Nro 1-2019 emitida por la fiscal Ávalos, en la que delegaba a la Primera Fiscalía Suprema Penal a cargo del fiscal supremo Pablo Sánchez, continuar con las investigaciones.

La nulidad planteada por Gálvez ya había sido declarada improcedente por la fiscal de la Nación. Sin embargo, el fiscal supremo llevó el caso a la Junta de Fiscales Supremos.

Según se supo, en la sesión del último martes la fiscal de la Nación le recordó a Gálvez que la Junta no podía ver esos temas particulares, puesto que esta tenía señalada orgánicamente cuáles eran sus funciones y competencias. También aclararon que el acta de aquella sesión no ha sido aprobada como establece el reglamento. Esto debería ocurrir en la próxima sesión de la Junta de Fiscales Supremos.