Fiscalía abre investigación contra Roberto Vieira por presunto tráfico de influencias

[Actualización]

La Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos Rivera, abrió investigación preliminar en contra del congresista Roberto Vieira, por el presunto delito de tráfico de influencias agravado, por su calidad de funcionario público, tras denuncia difundida en un dominical.


[Nota original]

El congresista independiente Roberto Vieira Portugal fue denunciado por su primo Guillermo Venegas Viera de haberle pedido 15 mil dólares a cambio de levantar una sanción administrativa impuesta por el Ministerio de Producción (Produce).

Venegas contó en el dominical Panorama, que su embarcación bacalera denominada Ponce II, obtuvo el permiso para la pesca artesanal. Sin embargo, el año pasado Produce le inició un proceso administrativo por no pescar lo suficiente, y el 4 de febrero se declaró la caducidad del permiso. Venegas estaba convencido de que su primo congresista tenía que ver con la sanción impuesta.

En ese contexto se dieron varias conversaciones entre Venegas y el congresista Vieira, en las que este le habría pedido dinero al primero para “solucionar el problema”. La primera reunión, de acuerdo con Venegas, fue en la casa del parlamentario, en donde le expresa su intención de recibir un pago por “la ayuda”. Debido a la ilicitud del pedido, y por recomendación de sus abogados, Venegas decidió grabar la segunda reunión que sostuvo por su primo el domingo pasado.

Roberto Vieira: A ver cuéntame, qué pasó Chicho (Guillermo Venegas).
Guillermo Venegas: No. Yo le dije a Beto (Roberto Vieira Diestro, inversor de la embarcación), pues. Me dijo: no, estás huevón, lo que tú me dijiste, 25, ¿no es cierto? Pero le dije de todas maneras. Él me dijo: dile que no es para tanto, que me haga una oferta. Yo podría dar cinco ahorita, porque tú me dijiste 25, ¿no? Lo arreglabas con 25.
Roberto Vieira: Claro, yo “le arreglo su problema a él con 25”, pero este (…) yo dije, porque yo pensé que era más problema del reclamo que quieren hacer ustedes, que me parece legítimo, por eso es que ya te dije que lo anularan (…) Ya, pero qué es lo que quieren entonces.
Guillermo Venegas: Que nada más que paren la caducidad, pues. ¡Si es lo único que hay!
Roberto Vieira: ¿Es lo único que hay, la caducidad?
Guillermo Venegas: Claro, pues. Es lo único que está en la resolución, la caducidad nomás.
Roberto Vieira: Ya mira, escúchame, este, dile que me dé 15. Pídele 20, agárrate tú 5.
Guillermo Venegas: Primo, pa’ mí no, porque si tú nos pones activos, a mí también me ayudas. ¿Me entiendes?
Roberto Vieira: Ya, 15. Dile que me dé 15.
Guillermo Venegas: Tú le has ofrecido, por eso le dije a él…
Roberto Vieira: Dame 5 mañana y los 10 contraentrega, pero me vienes acá a entregar los papeles. Nada por teléfono, como que no existes.
Guillermo Venegas: Ya.
Roberto Vieira: Por teléfono ni m***a.
Guillermo Venegas: Ya, no nada. Solo te llamo y te digo “voy” y ya sabes que vengo pa’ acá.
Roberto Vieira: Ya, tráeme la h****a mañana
Guillermo Venegas: ¿Qué te traigo, la resolución?
Roberto Vieira: Dame la resolución y lo que va a presentar de defensa. Nada más, o sea su apelación, lo que va a hacer la abogada. Dame eso y las 5 lucas. Dile 15 lucas, dile. (…) Ya, cerramos en 15, cinco ahora, cinco mañana. Y 10 cuando salga. (…) Escúchame, tienes que venir y traerme papeles, pero no le digas nada, porque al final creo que lo más rápido va a ser abrirlo. Lo que quiero es abrirlo en menos de quince días, porque ni un almirante va a poder doblegar esa webada.

Posteriormente, se produjo otro diálogo, en el que el congresista presiona al ahora denunciante para que le confirme el pago de las “5 lucas”, y le menciona que tendrá una reunión en el Ministerio de la Producción. Su visita se realizó, tal como se verifica en la foto que posteriormente le envió a Venegas, donde Vieira posa con la nueva ministra de esa cartera, Rocío Barrios.

El congresista Vieira no negó la autenticidad de los audios, sin embargo, señaló que estos eran solo un extracto de la conversación, y que el dinero que solicitó era para contratar a un amigo suyo, especialista en derecho pesquero.

Si se confirma la veracidad del audio entregado por el primo del congresista Vieira, este habría cometido el delito de tráfico de influencias, recogido en el artículo 400 del Código Penal, cuya pena para funcionarios públicos llega hasta los 8 años de cárcel.