¿Qué tiene que ver Asthon Kutcher con el proceso de un presunto asesino serial?

“El destripador de Hollywood” no se trata del nombre de una nueva película. “El destripador de Hollywood” es el apodo que se le ha dado a Michael Gargiulo, un hombre acusado de haber asesinado al menos diez mujeres. ¿Cómo se conecta está historia con el afamado actor Ashton Kutcher?

El pasado miércoles, 18 años después de los asesinatos, Ashton Kutcher acudió a un juicio, en la ciudad de Los Ángeles, California, como testigo crucial. El nexo que lo une al caso del supuesto asesino en serie radica en una de la víctimas, Ashley Ellerin.

De acuerdo con lo expuesto por el actor, Kutcher conoció a Ellerin en 2001. Ellos pactaron una cita la cual nunca se dio, pues ella fue brutalmente asesinada en su casa. Este incidente se conectó con otros dos asesinatos de mujeres en la misma área.

Según informó Infobae, Kutcher declaró haber acudido a la casa de Ellerin para ver qué es lo había pasado con ella. Sin embargo, al no obtener respuesta, él se marchó del domicilio de la fallecida.

Kutcher conversa durante el juicio con el abogado defensor del presunto asesino en serie. Foto: AFP

Además, detalló que alrededor de las 19:30 horas llamó a Ashley para comentarle que iba a ir a la casa de un amigo a ver un show y después pasaría a su casa. Casi una hora después volvieron a hablar y ella le comentó que una vez que secara su cabello se reuniría con él para ir a cenar.

El actor volvió a comunicarse con ella porque pensó que ya era demasiado tarde para la reunión y en realidad solo irían a tomar una copa. Ante la demora, el actor se presentó en la puerta de su casa, aproximadamente las 22:45 horas; sin embargo, nadie atendió su llamado. Miró por una ventana lateral y vio algo que se le figuró una mancha de vino tinto derramada en el suelo. Entonces, decidió marcharse.

Horas después el cuerpo de la joven fue hallado al interior de su casa con más de 47 puñaladas. Las autoridades señalan a Gargiulo como el responsable del asesinato.

El imputado está acusado de varios asesinatos, pero el que lo colocó en la escena del crimen fue el ataque a Michelle Murphy, otra vecina, quien logró defenderse y llamar a la Policía, cuando se le dio atención médica se encontró sangre que coincidió con el ADN del presunto asesino.