121 crímenes de odio contra las mujeres, por Edhin Campos Barranzuela

Las declaraciones de la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, al indicar que hasta la fecha su sector ha registrado 121 casos de feminicidio, de los cuales 39 fueron cometidos en Lima, ha causado alarma en la población.

Lea también: [VÍDEO] Especialista nos habla de peritajes forenses en investigaciones de feminicidio

Como lo ha expresado, esta anómala situación no se va a solucionar de un día para otro, pues estos crímenes de odio son producto de una cultura machista que no se puede desterrar en meses[1].

Las declaraciones de la ministra no hacen sino reflejar la grave situación de inseguridad a la que se encuentran expuestas las mujeres, las niñas, niños, adolescentes y personas en estado de vulnerabilidad. Hoy las mujeres están más expuestas a morir en manos de sus parejas y urge intensificar las campañas de sensibilización en el seno del hogar, en las escuelas y en los centros laborales.

Lea también: Feminicidio: No se puede presumir o inferir vía interpretación la autoría de una persona [R.N. 1272-2018, Ayacucho]

121 casos de feminicidio a la fecha causa una grave preocupación en todo el Perú. Según los diferentes estudios sobre la defensa y promoción de la mujer, los mayores motivos que causan estos crímenes de odio contra las mujeres, son los celos, la infidelidad de la víctima, la resistencia a aceptar el término de la relación, el machismo y el conflicto en torno a la pensión alimenticia.

El delito de feminicidio ha cobrado mayor autonomía y preocupación por toda la comunidad jurídica, en razón de que se trata de un crimen contra las mujeres por razones de género y que se produce en tiempos de paz, como en tiempos de conflicto armado y en muchos casos la agraviada ha pasado por situaciones de violencia verbal, física, psicológica, sexual y económica.

Lea también: Jurisprudencia relevante y actual sobre el delito de feminicidio

Las frases más comunes que se producen previo a la comisión del hecho punible son: “Tú no sabes hacer el amor como Rubén“, “la tienes muy chiquita“, “no quería tener sexo conmigo”, “paraba en la calle haciendo quién sabe qué“, “me estaba sacando la vuelta“, “no le daba de comer a mis hijos“, etc.

Según revelan diferentes estudios sociológicos, algunos hombres machistas expresan que las mujeres son utilizables, prescindibles, maltratables y desechables, toda vez que los feminicidas tienen en común la misoginia, es decir, una infinita crueldad y odio desmedido hacia las mujeres, que se genera cuando la mujer ejerce autonomía sobre su cuerpo o cuando accede a posiciones de autoridad o de poder que tradicionalmente han sido ocupadas por hombres.

Lea también: Interés casacional: ¿matar a una mujer por «besarse con otro» constituye el elemento «por su condición de tal» del feminicidio? [Casación 851-2018, Puno]

En tal sentido, es necesario poner en funcionamiento en todo el Perú la Aplicación del  Botón Verde en el Poder Judicial, que tiene como propósito auxiliar de manera inmediata a la mujer y los integrantes del grupo familiar, que son víctimas de violencia.

La aplicación tecnológica fue presentada por el Poder Judicial y el Colegio de Abogados de Lima, que permitirá asistir legal y psicológicamente a la mujer e integrantes del grupo familiar, víctimas de violencia física, verbal, psicológica, sexual y económica.

A través de este dispositivo electrónico instalado por disposición judicial en un celular, las víctimas podrán ser auxiliadas y asesoradas en el campo legal de manera gratuita e inmediata las 24 horas del día por abogados voluntarios, ante un eventual hecho que pueda poner en riesgo su integridad.

Lea también: Siete claves para entender el delito de feminicidio [Acuerdo Plenario 1-2016/CJ-116]

De la misma forma, según ha precisado el presidente del Poder Judicial, Dr. José Luis Lecaros Cornejo, la ayuda emocional estará a cargo de profesionales egresados de la carrera de psicología y del Colegio de Psicólogos del Perú.

El Botón Verde (también denominado de Pánico) permitirá que la agraviada sea geolocalizada desde una central de monitoreo para obtener la ayuda oportuna de personal de Serenazgo o de la Policía Nacional que se encuentre en la zona. De esta manera se auxiliará a la mujer ante cualquier maltrato físico, psicológico o sexual y además evitará cualquier posible feminicidio y también violencia familiar.

Hasta la fecha ya son cerca de 121 casos de feminicidio que se han producido en lo que va del año. La cifra es alarmante pues pese a los continuos llamados de los líderes de opinión para prevenir, erradicar y solucionar este álgido problema, parece que más se ha incrementado y que cada vez las formas de ejecución son más letales

Lea también: [VÍDEO] La misoginia como elemento subjetivo en el tipo de feminicidio. Entrevista a Luis Pacheco Mandujano

Es necesario, pone en funcionamiento una red de contactos claves, entre el Poder Judicial, Ministerio Público, Policía Nacional y los Ministerios del sector para actuar en forma coordinada, ante los graves casos de violencia familiar, sexual, feminicidio, acoso y chantaje sexual.

Se hace necesario, tomar las medidas urgentes cuando se incumplen las medidas de protección del potencial agresor, así como una segunda denuncia por parte de la víctima, existe peligro de fuga o cuando está por vencerse la prisión preventiva del procesado acusado por este hecho punible.

Lea también: Complicidad de tentativa de feminicidio por esperar en mototaxi al autor y luego perseguir a la víctima [R.N. 2671-2017, Lima]

Muchos especialistas en temas de feminicidio, a raíz de la violencia de género y el incremento de crímenes de mujeres, consideran que el ser humano, a pesar de los adelantos tecnológicos y el avance de la ciencia, está sufriendo una regresión en el proceso evolutivo.

Insistimos. Las mujeres están más expuestas a morir a manos de sus parejas que en las calles y eso no se debe permitir. Urge pues realizar campañas de salud mental, de autoestima, de valoración y superación personal, a fin de que todos los hombres comprendan que la mujer es la mejor creación de Dios y se le debe cuidar, respetar y amar. Se corre traslado.


[1].- Diario Perú 21. Edición del 09 de septiembre del 2019.

[2] HUAROMA VASQUEZ, Augusto Magno. Estudios del Feminicidio en el Perú y el Derecho Comparado. Ediciones AC, Lima, 2018,

[3] CCMP Flora Tristán (2005). La violencia contra la mujer en el Perú, delito de feminicidio. Lima: Flora Tristán.

Juez Superior Titular de la Sala Penal Nacional, Phd en Ciencias Legales por la Atlantic International University, Doctor en Derecho y Educación, Magíster en Ciencias Penales, Licenciado en Ciencias de la Educación, Licenciado en Comunicación Social y Docente Universitario.