El portal Universia ha compartido siete películas  imprescindibles que todo estudiante de criminología debería ver. Aquí las tienen con un pequeño resumen de cada una de ellas. Al final del post hemos adjuntado cuatro películas imperdibles para comprender la criminología:


1. Zodiac

El estadounidense David Fincher fue el encargado de dirigir esta cinta basada en hechos reales que fue estrenada en el 2007. El filme se remonta a finales de la década del 60 cuando en el norte de California acontecieron una serie de asesinatos que tuvieron como autor al «asesino del Zodiaco». Con varias víctimas tras su paso, este asesino en serie se burlaba de los investigadores enviando cartas o mensajes cifrados a los periódicos. Hasta el momento su identidad sigue siendo uno de los grandes misterios sin resolver.

Lea también: ¿Puede el juez ordenar al condenado leer un libro como regla de conducta?

Lea también: Las ventajas del latín para los hombres de derecho

2. El silencio de los corderos

Anthony Hopkins y Jodie Foster dan vida a este filme estadounidense que llegó a las salas cinematográficas en 1991 para recrear los esfuerzos del FBI por atrapar a Buffalo Bill, un asesino en serie que tras preparar minuciosamente a sus víctimas las mata arrancándoles la piel. Esta búsqueda llevará a la experta en conductas psicópatas, Clarice Starling, a visitar a la cárcel a Hannibal Lecter, un ex psicoanalista y asesino, a partir de quien esperan conocer los patrones de conducta de Buffalo Bill.

Lea también: Veinte consejos prácticos para ejercer la abogacía

3. Cadena perpetua

Escrita y dirigida por Frank Darabont, esta película estrenada en el año 1994 relata la historia de Andrew Dufresne, un importante empresario que tras ser acusado del asesinato de su esposa es condenado a cumplir con cadena perpetua en la cárcel de Shawshank. Al llegar allí Andrew percibirá lo duro que el ambiente de la prisión, por lo que luchará por ganarse la confianza de los compañeros, los guardias y del propio jefe de la mafia dentro de la prisión.

Lea también: Débora: la primera jueza de la historia

4. Tropa de élite

Considerada una de las mejores películas del cine brasileño, esta cinta estrenada en el año 2007 narra la historia del capitán Nascimento, un oficial a cargo de un escuadrón del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) de Río de Janeiro, que tiene como misión actuar en las favelas donde la policía no logra intervenir. Nascimento prometió a su mujer dejar el cargo, razón por la que comienza a entrenar a dos posibles sustitutos que con tal de cumplir con la misión llegarán hasta las últimas consecuencias.

Lea también: ¿Por qué se miente sobre Kelsen en las aulas y los libros?

5. Las dos caras de la verdad

Con las actuaciones de Richard Gere y Edward Norton, este filme de 1996 gira en torno a Martin Vail, un abogado sin escrúpulos que con tal de cosechar más prestigio poco le interesa si sus defendidos son culpables o inocentes. Sin embargo, todo cambia cuando decide aceptar un caso que parece imposible de ganar: defender a Aaron, un joven acusado del polémico asesinato del arzobispo de Chicago.

Lea también: Cómo ser abogado y no morir en el procedimiento

6. Sospechoso cero

Suspenso e intriga son dos elementos que abundan en este thriller psicológico estrenado en el año 2004, que cuenta con la dirección del estadounidense E. Elias Merhige. El agente del FBI, Thomas Mackelway, se traslada hasta Dallas para descubrir quién se encuentra detrás de varios asesinatos en serie, con la peculiaridad de que todas las víctimas son también asesinos en serie. Mackelway no tardará en darse cuenta que los inquietantes mensajes que deja el asesino son escritos para él, por lo que la búsqueda se convertirá en algo personal.

Lea también: Débora: la primera jueza de la historia

7. Seven

Estrenada en 1995, esta película estadounidense que tiene como protagonistas a Morgan Freeman y Brad Pitt, narra la historia del teniente Somerset, quien tras retirarse será remplazado por el joven detective David Mills. Sin embargo, antes de que esto ocurra, entre ambos deberán descubrir el autor de una serie de asesinatos en serie que tienen como base los siete pecados capitales. Un enigma que llevará a ambos detectives a sumergirse en el peor de los horrores.

Lee también: Diez cosas que debes saber de Claux Roxin y de su teoría del dominio de la voluntad en aparatos organizados de poder

Bonus: cuatro películas más

Compartimos las películas que ha propuesto Jaime Vargas en los comentarios de este post, a quien agradecemos sobremanera el aporte.

¿Criminología? Debieron haber agregado “La soga” (“The Rope”, 1948) de Alfred Hitchcock, más que un “compendio” sobre Derecho Penal y Criminología.
https://www.youtube.com/watch?v=vUe3sMyYUjw
Asimismo, “12 Angry Men”, o su magnifica versión española “12 hombres en pugna”.
https://www.youtube.com/watch?v=PJy-_FCWfQ8
Por supuesto, hay muchas otras. Siempre me inclino por recomendar: “Mad Max”, sobre todo “Mad Max 2” (The Road Warrior, 1981), por mostrarnos cómo es una sociedad postapocalíptica y cómo se desenvuelven las relaciones interpersonales tras un derrumbamiento de todo el orden social, y el resurgimiento de un nuevo orden tras la pugna de intereses creados por la fuerza conjugada no tanto con la destrezas intelectuales sino con la capacidad de obtener aliados para conseguir algún fin específico: saquear, dominar a otros, imponer a otros una regla de convivencia, etc…
https://www.youtube.com/watch?v=zdr-f3MZgqo
Por supuesto, ya en “Mad Max 3” (Beyond Thunderdome, 1985) éste nuevo orden social queda evidenciado por el hecho de cómo es transmitido de una generación a otra las pautas culturales que permitirán subsistir y sobrevivir a los miembros de una sociedad, evidencia ésta que queda expuesta en el incidente del “Capitán Walker, la Tierra del Mañana y los Niños Perdidos”.
https://www.youtube.com/watch?v=23SVHUPrUJ4
¿Criminología? La Criminología no consiste en la acumulación de datos sobre hechos sangrientos, al igual que la Historia tampoco lo es; la Criminología debe ocuparse por evitar la generación de hechos que lesionen los derechos de los ciudadanos, que sería en esencia el evitar que se delinca; bajo esa perspectiva, debería ocuparse entonces de cómo evitar que éstos delincan, ya el porqué está sobreentendido: para evitar que dañe los derechos ciudadanos de otro.