La vez que un juez de Arequipa realizó una audiencia desde la cama de un hospital

0
1019

Hace unos días Legis.pe difundió un hecho inusual: una jueza de Huancayo dictó sentencia postrada en la cama de una clínica local. Se encontraba delicada de salud, pero eso no le impidió llevar a cabo una diligencia de lectura de sentencia. Los comentarios felicitando a la magistrada Ebelit Vásquez Sánchez no se hicieron esperar, así como las recomendaciones para que no ponga en riesgo su salud. La noticia, al margen que estemos de acuerdo o no, lanzaba un mensaje: el Poder Judicial tiene que encontrar alternativas creativas para reducir los efectos de la última huelga.

Lea también: Estudiante de derecho denunció a fiscal por acosarlo sexualmente

Lea también: Jueza lee sentencia en una clínica en la que se encontraba delicada de salud

Un accidente automovilístico

El ejemplo de la magistrada Vásquez Sánchez nos empujó a averiguar si habían antecedentes de jueces que, pese a estar delicados de salud, laboraron para no detener el curso de los procesos. En esa búsqueda nos topamos con un magistrado de Arequipa, el doctor Fernán Fernández Cevallos, quien luego de un accidente automovilístico (que le fracturó el peroné, la tibia y el tobillo) no vio mejor manera que demostrar su pasión por el ejercicio de la magistratura que llevando a cabo una diligencia desde la cama del hospital en el que se encontraba postrado.

Lea también: Intervienen a abogado desnudo en su despacho con menor de edad

El 13 de mayo de 2015, Fernán Fernández, quien en ese entonces presidía la Sala Mixta Descentralizada e Itinerante de Camaná, mientras viajaba hacia la ciudad de Arequipa, sufrió un accidente automovilístico que lo mandó a una cama de la clínica San Juan de Dios. Pero eso no fue impedimento para que participara, mediante una videoconferencia, de la audiencia pública donde se encontraba el exalcalde distrital de Majes-Pedregal, Fernando Huarca Usca, junto a otros procesados.

En la fotografía que se difundió del particular hecho, el juez aparece vistiendo adecuada indumentaria y con su cinta de magistrado listo para despachar.

Lea también: ¡Fail! Fiscalía requirió prisión preventiva por un delito cuya pena máxima no supera los cuatro años

El caso

El proceso venía desde el 2005, cuando la Contraloría de la República detectó irregularidades en la adquisición de computadoras y muebles para la Municipalidad, y en la ejecución de dos proyectos de infraestructura que no se licitaron. La fiscalía de Islay pidió para Huarca Usca 12 años de cárcel, inhabilitación y 6 mil soles por concepto de reparación civil; mientras que para el resto de procesados, pidió cárcel de entre 5 y 10 años.

Lea también: Jueza y abogado discuten porque este último no traía corbata

La audiencia era necesaria para que tres de los implicados realicen la exposición de sus argumentos y así poder concluir el proceso y dejar todo listo para la lectura de la sentencia. Con un permiso especial de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, se procedió a la diligencia que duró aproximadamente una hora. Junto al magistrado participaron sus colegas Alejandro Ranilla y Miguel Ángel Irrazabal Salas.

Entrevista al doctor Fernán Fernández

A propósito de este hecho, Correo entrevistó al magistrado y obtuvo más detalles del incidente que publicó el 22 de mayo de 2015.

¿Cómo pasó el accidente?

El 13 de mayo por la noche hacía un viaje en un colectivo de la ciudad de Camaná para Arequipa para tomar al día siguiente un vuelo a Lima y participar en un curso en la ETI Penal (Equipo Técnico de Implementación del Nuevo Código Procesal Penal) para ser profesor en Derecho Penal a nivel nacional. El curso dura un mes y medio y fui seleccionado para participar. Sabedor de que había huelga salí un día antes. Viajaba en el asiento del copiloto y llegando, aproximadamente a tres kilómetros del ingreso a El Pedregal el auto impactó contra una roca que estaba colocada en la vía. El conductor no frenó oportunamente y el tambor de la llanta se atravesó hacia el interior y es el guardafango que me golpea la pierna derecha por lo que sufrí una fractura de peroné y tibia y tobillo y ahora tengo que ser operado.

¿Y qué pensó en ese momento?

En ese instante, pensé en mi esposa y mis hijos (hace una pausa). Felizmente, a los cuatro minutos llegaron unos policías que verificaban la zona. Ellos me llevaron al puesto de salud de El Pedregal, allí me dieron las primeras atenciones, luego me trasladaron al hospital de El Pedregal y después me evacuaron a la clínica. Tengo que agradecer a mi hermano y a mi institución que inmediatamente se pusieron en contacto e hicieron el trámite para mi traslado.

¿Por qué había la necesidad de atender este proceso postrado?

Cuando llegamos a Camaná, en enero, había siete procesos penales con el código del 40 (antiguo código penal) que estaban pendientes de iniciar juicio oral, en este caso particular, había dos procesos de peculado y colusión del exalcalde de El Pedregal, Fernando Huarca Usca y varios de sus funcionarios que investigó la Contraloría en el año 2005 sobre hechos del 2003. En marzo se iniciaron los juicios y el único que quedaba pendiente era este. Se había señalado la audiencia y todos habían concurrido solo faltaba la autodefensa de tres de los imputados. Habían llegado los procesados desde Lima, habían expuesto peritos de la Contraloría, se oralizó la prueba documental…. además, operó un cambio, el Dr. Edgar Pineda integrante de la Sala con el Dr. Alejandro Ramírez y mi persona, retornó a Arequipa y en su lugar ingresó el Dr. Miguel Ángel Lozada y si ocurría un segundo cambio significaba el quiebre del proceso. La decisión se tenía que tomarse ya, por eso se dispuso la videoconferencia. La justicia tiene que ser secuencial porque a nadie le gustaría estar procesado 12 años.