Raúl García Zárate: abogado y maestro universal de la guitarra ayacuchana

0
576

El toque de la guitarra por el maestro Raúl García Zárate es inconfundible, nadie mejor que él transmitió los sentimientos de la música ayacuchana, a través de las cuerdas de la guitarra. Fue el embajador de la música ayacuchana en el Perú y en el mundo.

Estas notas de homenaje al maestro que el domingo 29 de octubre de 2017, en horas de la tarde nos dejó, ya no está con nosotros, pero su música jamás morirá, más aún, seguirá con más ahínco cautivando al mundo.

Abogado y músico

García Zárate nació en Huamanga en 1931 y aprendió a tocar la guitarra solo desde los ocho años. A los 12 años ofreció su primer concierto.

La canción Adiós Pueblo de Ayacucho, identifica al pueblo ayacuchano. El maestro supo transmitir a través del toque de la guitarra, el sentimiento musical. Aquí un párrafo de dicha canción.

Adiós pueblo de Ayacucho, perlaschallay,
donde he padecido tanto, perlaschallay,
ciertas malas voluntades, perlaschallay,
hacen que yo me retire, perlaschallay.

Paqarinmi ripuchkani, perlaschallay,
mana pitaq despidispa, perlaschallay,
kawsaspaycha kutimusaq, perlaschallay,
wañuspayqa manañacha, perlaschallay.

Raúl García Zárate, de profesión abogado, estudió derecho en la decana de América, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue miembro de la orden en el Colegio de Abogados de Lima con el Registro CAL N° 4992.

La música del maestro Raúl García Zárate es universal, su aporte a la música contemporánea es vital, su música conquista corazones, refleja el sentimiento ayacuchano, los carnavales, las fiestas, el sufrimiento, vaivenes del hombre andino.

Escuchar su guitarra es transportarse en el tiempo, es recorrer la historia de la música ayacuchana. Fue concertista de la música andina a nivel mundial, Europa, América, Asia, entre otros lugares, fueron testigos de la genialidad que lograba con la guitarra. Entre su música colosal tenemos Huérfanos Pajarrillo, Ayacuchanita, Pukllay Taki, entre otros.

La música une corazones, une personas, no hay frontera para la música, une un país. Conozco cada vez más Ayacucho, a su música maravillosa, en esencia por las canciones del maestro Raúl García Zárate.

Ayacucho, ciudad de las 37 iglesias, fue cuna del abogado y músico, por el que hoy llora su partida. Saludos de un abogado, para el abogado y músico, Raúl García Zárate.

Aquí una muestra de las maravillosas obras que componen el legado del maestro.