El principio «in dubio pro operario», por Jorge Toyama Miyagusuku

0
3821

Mediante esta nota les hacemos llegar una explicación clara y precisa que realiza el Dr. Jorge Toyama Miyagusuku, respecto al principio protector in dubio pro operarioen el ciclo de entrevistas denominado «Referente jurídico del día» que, con acierto, ha inaugurado la Academia de la Magistratura. Sin más preámbulo, les dejamos a continuación sus reflexiones. Y para quienes no puedan reproducir el vídeo, también hemos transcrito sus apreciaciones. 


El in dubio pro operario es un principio que según el cual en caso de duda de una norma se interpreta a favor del trabajador. Es uno de los principios más usados en materia laboral en las demandas, en los reclamos. Normalmente la parte laboral señala que la duda favorece al trabajador. Pero este es uno de los principios menos aplicados en la realidad, porque para aplicar este principio tiene que haber tres requisitos:

  1. Tiene que haber una norma jurídica.
  2. Que esa norma sea de dudosa interpretación.
  3. Que de las varias interpretaciones posibles, una de ellas sea favorable al trabajador.

De tal manera que, por ejemplo, cuando se discute un despido y me pregunto si hubo o no un despido verbal, aplicamos el in dubio pro operario. No aplica aquí. No aplicaría en este ejemplo, porque no estamos ante la duda de una norma, sino ante la duda de un hecho, ¿ocurrió o no ocurrió? En este caso el juez deberá agotar todos los medios de interpretación y de probanza, para demostrar si el trabajador o el empleador es quien tiene la razón.

Un segundo ejemplo sería: hay discusión si el trabajador realizó o no horas extras, a veces puede ser que haya duda o no haya duda; entonces, ahí el juez no puede basarse en la duda para favorecer al trabajador. Hay horas extras, no se puede porque aquí nuevamente estamos discutiendo hechos.

Voy a poner un ejemplo de in dubio pro operario válido. Imaginemos la asignación familiar. Hay un derecho que dice que los trabajadores que tienen hijos tienen derecho al 10% del mínimo vital mensual. Pero qué pasa si un trabajador laboró un día, diez días, quince días… Hay discusión si le corresponde, por cada día, un treintavo de la asignación familiar o el 100% de la asignación familiar. La ley no es clara.

Entonces, en casos donde la ley no es clara se escoge la interpretación más favorable al trabajador, que en este caso sería la asignación familiar completa, aunque haya laborado, uno, dos o tres días, no importa, se escoge la interpretación más favorable al trabajador que es el 100% de la asignación familiar. Así resuelve, por ejemplo, la Autoridad de Trabajo y por ahí he visto algunas sentencias también. Este último caso, es un ejemplo claro en donde aplican válidamente el in dubio pro operario.

Vídeo: El principio in dubio pro operario, por Jorge Toyama Miyagusuku

Jorge Toyama es abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú con Maestría en Derecho Constitucional por la misma casa de estudios. Socio de Miranda & Amado desde el año 2003. Es especialista en Derecho Laboral y ha sido miembro de la Comisión Consultiva del Ministerio de Trabajo y Promoción Social. También se ha desempeñado como consultor laboral del Banco Mundial, BID, USAID, CEPAL y OIT. Es profesor Principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú, profesor de la Universidad de Piura, ESAN, Universidad del Pacífico y de la Academia de la Magistratura. Autor de varios libros y artículos periodísticos. Conferencista nacional e internacional.