En virtud de un proyecto de ley presentado por el presidente del Poder Judicial, doctor Víctor Ticona Postigo, la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia evalúa una posible modificatoria del Código Penal que permita a los jueces aplicar penas proporcionales y justas por la comisión de delitos de violencia y resistencia a la autoridad en sus formas agravadas.

Lean también: Cosas que debes saber antes de meterte en un juicio.

Dicha iniciativa legislativa plantea la modificatoria del artículo 367° del Código Penal, de tal forma que los hechos más graves se sancionen entre cuatro y 10 años de pena privativa de la libertad; en tanto, los hechos y circunstancias no graves se castiguen con penas que oscilan entre tres y ocho años.

Vea también: Ramiro Salinas cuestiona el proceso inmediato en quince minutos.

Se pueden dar casos en los que se impongan penas suspendidas o de prestación de servicios a la comunidad contra determinados infractores a la ley.

El proyecto de ley presentado por el doctor Ticona Postigo buscar revertir el incremento de penas efectivas por violencia y resistencia a la autoridad en sus formas agravadas, que ha venido dándose sucesivamente desde el 2007 en el Congreso de la República, por cuestiones coyunturales y sin mayor respaldo técnico.

Lea también: Siete cosas que debes saber del Código de Hammurabi.

Tal propuesta, cabe anotar, será previamente revisada por una comisión especial de jueces supremos especialistas en materia penal que integran los doctores Víctor Prado Saldarriaga, Duberlí Rodríguez Tineo y Josué Pariona Pastrana.

Este grupo de trabajo fue designado por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, por lo que el dictamen que emitan será elevado a esta máxima instancia a fin de que sea debatido y, de considerarse necesario, se propondrá al Congreso de la República su respectiva aprobación.

Fuente: Corte Suprema de la República del Perú.

Lea también: ¿Dónde van las cuestiones metodológicas de la tesis?