La objeción como arma fulminante en el interrogatorio (caso Ezequiel Nolasco)

0
10340

Amigos, compartimos con ustedes un vídeo seleccionado por Richard Tello. Se trata de un fragmento del juicio oral contra los implicados (César Álvarez y otros) en el asesinato del exconsejero regional de Áncash, Ezequiel Nolasco, llevado a cabo ante el Colegiado «A» de la Sala Penal Nacional, el pasado 14 de noviembre de 2017.

Lea también: Los diez mandamientos para objetar con eficacia

Lea también: Ocho consejos para hacer un buen interrogatorio

Lea también: ¿Puede el juez ordenar al condenado leer un libro como regla de conducta?

Como menciona uno de nuestros seguidores, el abogado, con el consentimiento de la Sala, introduce objeciones bajo las reglas del nuevo modelo procesal penal a un interrogatorio que debe llevarse a cabo bajo las normas del modelo mixto. Por ejemplo, ante los intentos legítimos del fiscal de pedirle explicaciones a la procesada por las contradicciones entre lo que actualmente dice y lo que dijo en el pasado, el abogado objeta varias veces que esas contradicciones las tendrá que evaluar al final la Sala, logrando de esta manera que la interrogada no dé tales explicaciones. Al final la imagen es nítida, el fiscal se deja vencer por el abogado, que termina saliéndose con la suya.

Lea también: ¿Se pueden objetar preguntas en declaraciones de diligencias preliminares?

Lea también: ¿Puede el juez declarar improcedente una objeción con el argumento de que la pregunta ya fue respondida?

Lea también: ¿Es realmente necesario proponer el interrogatorio de la parte contraria?

Lea también: ¿Puede el juez ordenar al condenado leer un libro como regla de conducta?