La moderna gestión del despacho judicial, por Edhin Campos Barranzuela

0
777
Según la moderna concepción de administración diremos que la moderna gestión del despacho judicial es la acción o acciones ejercidas por el juez, para administrar o gestionar los recursos materiales y humanos puestos bajo su responsabilidad, mediante el planeamiento, organización, dirección y control del trabajo asignado con la finalidad de lograr eficacia y eficiencia en la labor.

Según la moderna concepción de administración diremos que la moderna gestión del despacho judicial es la acción o acciones ejercidas por el juez, para administrar o gestionar los recursos materiales y humanos puestos bajo su responsabilidad, mediante el planeamiento, organización, dirección y control del trabajo asignado con la finalidad de lograr eficacia y eficiencia en la labor.


I. Introducción

Mucha satisfacción ha causado en predios judiciales, la realización del Primer Seminario Internacional sobre gestión de despacho judicial realizado por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial en la ciudad de Lima.

II. Desarrollo del tema

Según el Auto instructivo de la Academia de la Magistratura, la gestión del despacho judicial forma parte de la premisa de que el despacho es una organización por naturaleza, donde el juez no realiza su labor de manera aislada; sino que se relaciona con recursos humanos y materiales que requieren de él, conocimientos no jurídicos básicos en temas de administración y gerencia, con la finalidad de gestionar mejor su despacho.

Es así que en el caso de la administración pública, se busca generar mejoras políticas de servicio, adecuando sus acciones lo más parecido posible a las generadas en las organizaciones privadas, donde las tasas de eficiencia y de efectividad son altas en comparación con las que se ven en la administración pública.

En tal sentido la clásica enseñanza del derecho, basada en el estudio de las instituciones jurídicas y exégesis de las normas legales, forma a la persona de derecho como un conocedor de la estructura jurídica existente en el país, luego est persona, posteriormente es elegido en la magistratura, trasladará dichos conocimientos a las áreas del mundo jurídico; ya sea penal, civil, comercial, tributario, comercial, etc.

Sin embargo, la actividad de los jueces no se desarrolla únicamente dentro de las actividades jurisdiccionales declaradoras de derecho, sino que también se ubica dentro del campo de la administración, toda vez que el magistrado, se convierte, sin haberse formado previamente para ello, en un administrador o gerente del despacho judicial donde labora, labor de administración o gerencia que será más o menos extensiva, dependiendo el modelo de gestión dentro del que se ubique, es decir si se ubica dentro del modelo de gestión corporativa o de un modelo de gestión individual.

Según el propio texto de la Academia de la Magistratura y cualquiera sea el modelo con el que trabaje, el juez como encargado del despacho judicial, deberá buscar que el trabajo se desarrolle con la celeridad y eficiencia suficiente, que logre una pronta satisfacción a los usuarios y litigantes, partiendo de la premisa que “justicia tardía no es justicia”, así se encuentre en un ambiente favorable o desfavorable.

Es por ello que los magistrados deben adquirir competencias en los aspectos generales de la administración.

Según la moderna concepción de administración diremos que la moderna gestión del despacho judicial es la acción o acciones ejercidas por el juez, para administrar o gestionar los recursos materiales y humanos puestos bajo su responsabilidad, mediante el planeamiento, organización, dirección y control del trabajo asignado con la finalidad de lograr eficacia y eficiencia en la labor.

III. A modo de conclusión

En la moderna gestión del despacho judicial, se concluye en la importancia de la figura del juez para la organización del trabajo de cada unidad o despacho y ciertamente el magistrado que tenga mayor conocimiento de los conceptos de administración y de herramientas que puede utilizar para mejorar su gestión, será quien presente mejores indicadores en su labor.

Por tal razón, se les debe capacitar permanentemente, no solamente en cursos de naturaleza jurídica, que ciertamente son importantes, sino también en herramientas administrativas sobre la moderna gestión del despacho judicial. Se corre traslado.

COMPARTIR
Juez Superior Titular de la Sala Penal Nacional, Phd en Ciencias Legales por la Atlantic International University, Doctor en Derecho y Educación, Magíster en Ciencias Penales, Licenciado en Ciencias de la Educación, Licenciado en Comunicación Social y Docente Universitario.