El modelo más utilizado para enseñar técnicas de litigación oral en los EEUU

0
1527
Este modelo parte de la idea según la cual, para aprender, mirar no sirve de mucho. Si uno quiere aprender a nadar, manejar un auto, pronunciar un alegato o interrogar a un perito, lo indispensable es practicar.

Hoy les traemos una buena nueva de nuestro portal favorito en materia de destrezas legales, Litigio sin Corbata. El portal ha elaborado un ilustrativo post en el que nos cuenta en qué consiste el modelo NITA, el más utilizado para enseñar técnicas de litigación oral en los EEUU, creado hacia 1971 por la National Institute for Trial Advocacy (NITA).

Lea también: Ocho consejos para hacer un buen interrogatorio

Según refiere Litigio sin Corbata, al comienzo «sólo fue utilizado en cursos de educación continua para abogados en ejercicio», hasta que «con motivo de la incorporación del curso de Trial Advocacy en los planes de estudios de las diversas escuelas de derecho, se aplicó en la formación de los estudiantes de derecho.

Lea también: Un abogado sin temperamento está perdido

Este modelo parte de la idea según la cual, para aprender, mirar no sirve de mucho. Si uno quiere aprender a nadar, manejar un auto, pronunciar un alegato o interrogar a un perito, lo indispensable es practicar.

Lea también: ¿Qué clase de persona se requiere para ser un abogado litigante?

El modelo tiene tres partes básicas:

  1. Simulación

En esta fase se encarga al alumno que asuma un papel dentro de un juicio simulado: abogado defensor, fiscal, juez, imputado, testigo, etc. Aquí de lo que se trata es de que los «actores» sean lo más realistas posible. Para lograr esto hay que apelar a varios factores: que el caso sea real, que el lugar esté acondicionado apropiadamente (mientras más se parezca a un juzgado mejor si es que no se puede usar el juzgado mismo).

Lea también: Lo que olvidamos cuando exponemos el alegato

  1. Crítica

Esta es la parte en que opera la crítica del profesor no a sus alumnos, sino a su desempeño en la actuación. Litigio sin Corbata nos recuerda algunos criterios: (i) la crítica debe centrarse en la performance, no en el alumno; (ii) la crítica no debe comparar el desempeño de un alumno con el desempeño de otro alumno; y (iii) la crítica debe referirse a no más de dos “errores” o aspectos a mejorar por performance, de los que todos los alumnos –no sólo el que hizo el ejercicio– puedan extraer una lección valiosa.

Lea también: Cómo organizar los argumentos del alegato

  1. Demostración

Aquí la estrella es el profesor; le corresponde demostrar en los hechos cómo se debe litigar. Pero aquí también deben seguirse algunas pautas.

Esta solo es una nota introductoria. Para que lean el post completo les dejamos el link de Litigio sin Corbata.

Lea también: Cómo desacreditar eficazmente al testigo con una declaración previa