Las mejores frases sobre la «ley» que todo abogado debe conocer

0
6355
A diario, en el quehacer profesional, escuchamos frases que en pocas palabras encierran grandísimas verdades. Revisando el Diccionario de frases del filólogo José María Sbarbi, me encontré con estos preciosos proverbios de la cultura legal que no puedo dejar de compartir con ustedes. ¿Las conocían? Si conocen otras, bienvenidas.
© Roger Vilca
© Roger Vilca

A diario, en el quehacer profesional, escuchamos frases que en pocas palabras encierran grandísimas verdades. Revisando el Diccionario de frases del filólogo José María Sbarbi, me encontré con estos preciosos proverbios de la cultura legal que no puedo dejar de compartir con ustedes. ¿Las conocían? Si conocen otras, bienvenidas.


A cada ley, pata de buey.
Antes de dictar una ley se necesita proceder con gran pulso y reflexión, a fin de no exponerse el legislador a tener que revocarla, por causa de hacerse imposible su cumplimiento.

A toda ley, hijos y mujer.
Para pasar la vida gozando las satisfacciones que de ella puedan esperarse, se ha de desear la constitución de un hogar en el que no falten ni el cariño de la esposa ni el amor de los hijos.

Bajar de ley.
Disminuir la parte más valiosa de un metal o un mineral, respecto al volumen o al peso.

Cualquiera ley postrera quita la fuerza a la primera.
Todo precepto deja de estar vigente tan luego como es derogado por otro que emana de la propia autoridad.

Dar la ley.
Servir de modelo en ciertas cosas.

Donde no distingue la ley, tampoco debemos distinguir nosotros.
Axioma jurídico que aconseja se interpreten las leyes en su sentido estricto y razonable, sin pretender sacar deducciones arbitrarias y, por lo común, violentas y exageradas.

Echar la ley a uno.
Condenarle, usando con él de todo el rigor de la ley.

La ley del embudo. Algunos añaden como complemento o explicación: lo ancho para mí y lo angosto para ti.
Da a entender que en todos los actos de la vida nos agrada sobremanera el salir beneficiados, aunque sea contra derecho y aun a costa de que el prójimo resulte descalabrado.

La ley es hecha para los transgresores.
Raro es el malhechor que no conoce el Código al dedillo, para estudiar el modo de escaparse de sus mallas. El hombre honrado, como no tiene por qué temer la ley, no se preocupa lo más mínimo de ella.

Quien hizo la ley hizo la trampa.
La malicia humana halla fácilmente medios y excusas para quebrantar o eludir un precepto apenas se ha impuesto.

Ser una cosa más de lo que manda la ley.
Dícese jocosamente de aquel o aquello que en su línea supera los límites de lo justo; v. gr. : Habla más de lo que manda la ley; Hace más frío de lo que manda la ley; etc.

Subir de ley.
Aumentar la parte más valiosa de un metal o un mineral, respecto al volumen o al peso.

Toma y daca es la ley de la Carraca, o Toma y daca, los mandamientos de la Carraca.
Modo de expresar el valor de aquello que se vende, y más aún el objeto por que se cambia otro, en el acto mismo de hacerse la venta o el trueque.— Dícese para indicar que los cambios deben hacerse mano a mano, sin diferir la entrega del objeto que se permuta.

Venir contra una ley.
Quebrantarla.

Van las leyes donde quieren los reyes.
Da a entender que los poderosos quebrantan las leyes, acomodándolas o interpretándolas a su gusto.

Callan las leyes mientras hablan las armas.
Cuando la fuerza se impone los Códigos huelgan, pues nadie los respeta.

Por reinar, todas las leyes se han de quebrar.
El que quiere conservar una cosa no suele reparar en los medios para conseguirlo, aunque sea avasallando y conculcando todo lo establecido, por serio que sea.

Quien puede hacer leyes, puede contra ellas ir.
Expresa que el que manda puede hacer impunemente lo que le da la gana, sin que se crea en la obligación de dar explicaciones.

Tiene más leyes que don Macario.
Dícese de la persona sabihonda y de mucha letra menuda, con alusión a un tal D. Macario Fariñas, célebre letrado y arqueólogo que floreció en Ronda en el siglo XVII.— Es frase muy usada en dicha ciudad y sus contornos.


© Roger Vilca


FUENTE: Diccionario de refranes, adagios, proverbios, modismos, locuciones y frases proverbiales de la lengua española, recogidos y glosados por José María Sbarbi. Madrid: Librería de los sucesores de Hernando, 1922.